Pinta tu vida de colores.

La vida pasa realmente rápido, y nos concentramos en cosas tan vanas, repetitivas e inútiles que no aportan nada a hacer florecer el alma. Cosas que si analizamos nos sentiríamos incluso algo avergonzados de darle un valor que no merecen en lo absoluto.

Creo fielmente que nuestro espíritu necesita ser alimentado, nutrido y cuidado de adentro hacia afuera. Merece recibir más cosas importantes y lindas, y menos cosas que sólo desgastan y drenan.

Me refiero a cambiar las relaciones absorbentes por relaciones sanas, palabra hirientes por palabras de apoyo y aliento, compañías dañinas para el corazón por compañías que nos hagan doblarnos de la risa , trabajos que nos hacen infelices por cosas que realmente contribuyan a qué seamos felices y plenos. Me refiero a hacer cosas diferentes, cosas que vayan en concordancia con lo que somos y soñamos ser.

Haz cosas nuevas. Desecha la basura, relacionate con personas con bonitas y positivas vibras, habla con un extraño en el autobús ,en la calle, en el súper… y quizás encuentres a un amigo para toda la vida.
Sé tú, sé libre, sé llanto pero también risas, sé aire fresco, sé un espíritu bondadoso, sé agua que fluye y se deja llevar solo por las cosas buenas. Abraza y besa mucho. Explora. Ama, pero sobretodo amate.

La vida no es sencilla, pero vale la pena ser vívida. No todo es color de rosas, pero recuerda, puedes pintar tú mundo de los color que quieras. Házlo.

Franselis 💛✨

No se justifica a quien te enamoró para no amarte.

Pensé en escribirte una vez más, pero no vale la pena. Dicen que quien no responde ya lo hizo, dicen que el silencio habla más que mil palabras, y es verdad.

¿Sabes qué más hace el silencio?… Tortura, quema, lastima, y también enseña; enseña que hay quienes llegan a tú vida, pero no para quedarse.

Por mí hubiésemos sido aquello que no he sido con nadie más, una historia de amor bonito. Por mí hubiésemos roto la distancia y unido nuestras almas, pero te alejaste, lentamente, sin hacer sonido alguno.

Aún te recuerdo y trato de buscar justificación para tu huída, pero no se puede justificar a quien ignora descaradamente y te observa desde las sombras, como si supiera que con su partida te dejó con mil preguntas y sin ninguna respuesta. No se justifica a quien te enamoró para no amarte. No se justifica.

AYÚDAME A AYUDARTE

Podría voltear la cara y solo concentrarme en mí. Podría sólo ver mi dolor. Podría borrar la empatía de manera absoluta de mi vida y no importarme el dolor ajeno. Podría importarme un carajo que alguien esté pasando lo mismo o incluso algo peor que yo. Podría.

Pero hay un problema, nada de eso es posible porque yo no soy una persona a la cuál el dolor de los demás no le importa ni le merece ni siquiera una pizca de su interés. No soy el tipo de gente que sólo se concentra en sí misma y da por hecho que sólo su dolor importa. No soy quien pudiendo ayudar a alguien decide alejarse y dejarlo/a solo/a.

¿Saben quién soy?… Soy esa persona que según algunos tiene un corazón de pollo, y quizás sea cierto, quizás lo tenga, pero también es cierto que eso me hace un ser que siente el dolor de los demás y daría todo por que otros no sintiesen la miseria y el quebranto de un alma destrozada por la depresión y la ansiedad. Soy quien sin pensarlo te va a ofrecer una mano amiga, sin importar qué, sin importar quien.

La empatía es uno de los sentimientos más puros y desinteresados que puede poseer el ser humano. El simple hecho de no dejar que los sentimientos de los demás pasen desapercibidos nos hace grandes.

Pensar en el prójimo es una señal de bondad comprendida por pocos. No soy quien no se inmuta cuando ve a alguien llorar o incluso reír. Si estás feliz yo lo estoy, si lloras yo estaré ahí y quizás incluso llore contigo.

Esto no se trata de querer siempre solucionar los problemas de los demás, esto se trata de quién soy, de cómo soy, de lo que soy y lo que doy. Se trata de lo que la vida me ha enseñado.

Se trata de que hay muchas almas rotas por ahí, y también muchas cargadas de felicidad. Se trata de no pensar y verme sólo a mi misma, sino de pensar y ver a los demás.

Si ves que intento hacer algo y termino dándome por vencida será porque ya he hecho todo lo que estuvo a mi alcance y será porque yo deseaba ayudarte más de lo que tú querías ayudarte. Lo intentaré una y mi veces, pero si una y mil veces no haces y pones de tú parte, lamentablemente será imposible.

Me duelen los demás, el dolor de los demás me duele, pero también me duele mi dolor cuando me esfuerzo por alguien a tal punto que me dejo a un lado. Mi corazón es guerrero y mis fuerzas diría que muchas, pero yo tambien me canso, yo tambien tiro la toalla cuando no hay más remedio.

P.D: Ayudate, que yo te ayudaré, y te juro que no te dejaré solo/a. El sol puede salir para tí, sólo inténtalo.

Franselis – FACINGLIFE ✨💛

TENGO MIEDO.

No sé si soy la única a la que le ha pasado que quiere algo intensamente, quiere hacerlo, pero simplemente no puede, algo la detiene. Pues por muchos años esto fue una constante en mi vida. Una constante desgastante, que me aprisionaba y mantenía siguiendo un horrible círculo vicioso, como quien hace lo mismo una y otra vez aunque salga lastimado una y otra vez. Hablo es pasado, pero la verdad es que sigue aquí, conmigo, acompañándome.

Hay algo en mi interior que siente un deseo y anhelo inmenso por la realización de ciertas cosas, pero también existe una pequeña pero persistente voz que me detiene. Se preguntarán cuál es la táctica que usa esta fastidiosa vocecita para hacerme desistir… Lo que hace es decirme todas y cada unas de las cosas, las razones, que me llevarán a arruinar eso que quiero tener.

Esto aveces se siente como una lucha entre un diablito y un angelito en mis hombros, sabiendo claramente cual de los dos es esta voz. Es una lucha que por alguna razón siempre termina ganando el lado malo, siempre termina siendo guiada por la duda y la inseguridad, y en pocas ocasiones el otro lado obtiene la victoria.

Quienes leen y siguen mi blog saben la razón por la que surgió el mismo, conocen mis luchas y batallas internas y son concientes de mi proceso de sanación. Las heridas que provocan años y años de dolor no se borran de la noche a la mañana, por más que queramos, por más que deseemos e intentemos es algo imposible.

El tiempo es clave y la determinación aún más. Sanar es mi meta, y en el proceso empezar a vivir es lo que que quiero. Cómo entenderán aveces se pone color de hormiga, se pone complicado y lo que un día dolió vuelve a doler, incluso igual o más fuerte.

El miedo es una de esas cosas que no desaparecen, y no me refiero a ese miedo común en todo ser humano, me refiero a ese miedo caracterizado por la inseguridad y confianza cero. Un miedo tan jodido que incluso cuando ya crees saber quién eres te hace dudar y tambalear. Un miedo que paraliza y te hace retroceder.

He evolucionado increíblemente, a un punto que a veces olvido a ese ser triste y gris que alguna vez fuí y qué uno que otro día vuelve a visitarme. Como quisiera ser capaz de permitirme hacer y sentir todo aquello que quiero, pero tengo miedo, esa es la verdad, tengo muchísimo miedo.

Espero muy pronto llegar a un punto en dónde pueda pasarme ese miedo por dónde no da el sol y plenamente ser, hacer y sentir. Es muy jodidamente frustrante, pero debo ser paciente, porque por más que desee algo las cosas no suceden de un día para otro, y menos cuando se trata de sanar, sanar en alma, cuerpo, mente y espíritu.

P.D: Tener miedo es normal, no luchar contra el, no, no lo es.

QUIERO A ALGUIEN.

Todos guardamos anhelos en lo más profundo de  nuestro corazón, uno de los míos es encontrar a alguien que se quede conmigo aunque me encuentre en mi peor momento, que ría conmigo a causa de esos chistes estúpidos que vienen en las mentas. Supongo que estarán pensando que a lo que me refiero es que quiero enamorarme, pero no es eso, no necesariamente.

Lo que quiero decir pues es que necesito a un amigo incondicional, verdadero, un amigo real. Necesito a alguien que no se marche a la primera sombra que vea, alguien que me quiera como soy, me diga las cosas a la cara, sin vergüenza con respeto y honestidad.
Necesito a alguien a quien le agrade aún cuando esté triste y no me rechace porque me siento así. Alguien que entienda que una amistad debe ser recíproca, recibir lo que se da .

La vida ha puesto muchas personas en mi vida de las cuales he aprendido mucho, tanto cosas buenas como malas, lecciones de vida, de lo que si y no es una amistad. Personas que me han enseñado que hay almas nobles que tienen una empatía única y otras que creen tener la verdad absoluta  y no están dispuestas a ponerse en los zapatos de los demás ni siquiera por un segundo, ni siquiera teniendo la realidad ante sus ojos.

Me he desvelado, he llorado, he rogado en silencio, he orado por una persona así. He estado mucho tiempo estancada en relaciones donde doy y doy, pero no recibo lo mismo de vuelta.

Cuando soy amiga lo soy de verdad, no a medias, no de manera tibia, por eso exijo lo que entrego. Me han tachado de muchas cosas, incluso de querer usurpar un lugar que no me corresponde, me han golpeado con palabras hirientes y me han rechazado por expresar plenamente mis sentimientos.

Hoy sigo esperando, sigo esperando a quien pueda llamar cuando necesite un abrazo y me preste su hombro para llorar, sigo esperando a alguien que vea todo lo bonito que tengo para ofrecer y esté orgulloso de mí y esté ahí para las que sea, alguien que baile conmigo una de Juan Luis. Y les aseguro que si llega ese alguien yo haré lo mismo por él. Puede ser que esté pidiendo mucho, pero es lo que merezco, y no lo digo de una forma arrogante o prepotente, de ninguna manera; lo digo porque eso es lo que yo soy, eso es lo que yo doy, y no estoy dispuesta a recibir menos, nunca más.

Cuando tenga que llegar llegará. En un escrito anterior expresaba cómo intentaba apresurar las cosas con algunas personas, por el simple hecho de sentirme sola y vacía, obteniendo a partir de ello un resultado negativo. Me hicieron a un lado e incluso de alguna forma me hicieron sentir culpable.

Ya se de sobra lo que no es un verdadero amigo, ahora quiero conocer lo que sí es, a profundidad. Quiero experimentar una amistad de pantalla de cine, de película.

P.D: Eso de quererse a uno primero está genial, pero si no lo haces eso no significa que no merezca el amor de otra persona. Quiérete, pero también aprende a aceptar lo que mereces.

Franselis – FACING LIFE 💛✨

NOCHE DE INSOMNIO – ADICCIÓN.

Todo está tan tranquilo y callado. En noches como estás es cuando deseo intensamente que amanezca ya.

Es como si Morfeo se olvidó de mí, esta noche, bueno en realidad creo que lo hizo hace mucho. Desde que la ansiedad empeoró, mi rutina de sueño no ha vuelto a ser la misma.
Es frustrante y retador, pero si no fuese porque tomo pastillas para poder relajarme y conciliar el sueño, creo que esto me pasaría todas las noches. Como me pasó seguido durante más de un mes.

Cuando duermo es mi momento de entera paz. No hay ansiedad ni dolor, ni llanto… Sólo yo en mi cama acurrucada, en un estado de serenidad y tranquilidad inigualable, que sólo obtengo cuando cierro los ojos y caigo en un sueño, no tan profundo, pero lo suficiente para poder descansar.

Cómo no todo es perfecto, es probable que las pastillas que tomo puedan generar una dependencia en mí, una adicción pues. Pero por ahora es lo único que me asegura poder conciliar el sueño las horas suficientes para no vivir como un zombie, así que creo que estoy dispuesta a asumir el riesgo.

Una adicción sería algo que de verdad apestaria, pero a veces hay que tomar decisiones y contemplar los pros y los contras. Hay que estar dispuesto a sacrificar algunas cosas, para obtener otras.

Espero con toda mi alma pronto poder ir dejando la medicación. Creanme que no disfruto tener que tomar más de cinco pastillas diferentes durante el día.

Es complicado, unos no verán bien y otros no estarán de acuerdo, pero en definitiva es lo que junto con la terapia psicológica me ha ayudado a apaciguar estos transtornos. El sólo recordar a la yo de unos meses atrás hace que mis ojos se llenen de lágrimas. Era una cosa, me sentía y me veía muerta en vida.

Emergencias era mi segundo hogar. Mi miedo a tener un ataque al corazón hacía que mi mente creara síntomas físicos tan reales que en varias ocasiones, más de las que puedo contar, pensé que era todo, que moría y quizás el sufrimiento acabaría, pero igual me aterraba.

Aunque haya días en que me sienta como un trapo viejo, nada se compara a lo que viví. No sé lo desearía a nadie, absolutamente nadie. Pensé que me volvería loca. Mi mente me generaba síntomas físicos tan intensos que los médicos me realizaron toda los estudios habidos y por haber. Los electrocardiogramas estaban a la orden del día. La vida no era vida, era un infierno, no hubiese querido decirlo así, pero no encuentro otra palabra.

Les confieso que me aterra volver a ese punto. Me aterran los hospitales. Me aterran los doctores. Me aterra no poder dormir. Me aterra volver a sentirme como en esos días, dónde lo único que quería era desaparecer, literalmente.

Pero igual sigo aquí. He recibido más golpes de los que imaginé podría soportar, pero lo hice y continuo haciéndolo.

Ahora cuando río lo hago de verdad y con el corazón. Quizás es cierto eso de que hay que tocar fondo para aprender a apreciar cuando estamos en la cima, aunque sea por breves instantes, pero aunque sean breves, aunque sean efímeros, valen todo el sufrimiento y se sienten como el cielo.

Franselis – FACINGLIFE ✨💛

TE QUIERO, PERO ME QUIERO MAS A MI.

Una vez más estoy dando el primer paso, una vez más se me dificulta dejar ir a las personas que realmente quiero. Una vez más parece que me importa más que a la otra persona.

Estoy aquí recostada a su lado, estoy esperando que diga algo, aunque sea una sola palabra, pero no, nada sale de su boca. Quizás sea la señal que estaba esperando para mandar todo esto a la mierda definitivamente.

Si, estoy llorando, justo a su lado y ni siquiera se da cuenta. Ya me he desgastado mucho, he llorado mares y cada vez las cosas son iguales, yo la de los sentimientos y esta persona a mi derecha, fría, aunque no sé si por dentro le duela al igual que a mí. Si le duele está fingiendo muy bien.

Quizás ya sea hora de marcharme, aceptar que no todo dura para siempre. Otra oportunidad, otra prueba, otra vez en el mismo círculo vicioso que consume mi espíritu.

Aún no dice nada y no creo que lo haga. Supongo que ya es hora de irme. Salgo, me encierro en el baño y siguen cayendo las lágrimas como un río desbordado. Intento calmarme pero estoy enojada, estoy enojada conmigo, por seguir insistiendo.

Su madre viene a hablar conmigo y me dice que su hija estaba esperando que yo hablara primero, y sólo pienso – » siempre he hecho todo primero en esta amistad, entré a tú habitación, me recosté a tu lado, ¿Qué más querías?… Ya lo he dado todo» .

Lo anterior lo escribí el día en el que decidí dejar atrás a alguien muy importante para mi. Lo escribí estando a su lado, mientras miraba al techo de su habitación. Lo escribí con frustración y enojo, pero sobre todo con tristeza, tristeza al sentir que estaba al lado de una desconocida. Y es que no hay nada más doloroso que ver a alguien a quien quieres con todo tu ser convertirse en un extraño ante tus ojos, una persona indiferente, una persona que no era, o quizás si, pero no lo había demostrado.

Nadie merece recibir menos de lo que da. Nadie merece recibir migajas de amor, migajas de atención. Nada que no sea mutuo merece la pena y mucho menos perder la paz.

Lo intenté un millón de veces. Dí el primer paso un millón de veces y nunca recibí lo mismo. Te quiero, pero me quiero más a mi.

Adiós.

Franselis – FACINGLIFE ✨💛

AGRADECIDA

Cuando inicié con este blog no creí que fuese a durar ni siquiera una semana. Mis ánimos e interés por las cosas estaban por los suelos. Al principio tambien quise que fuese anónimo, pero luego pensé que yo no soy la única atravesando por procesos de ansiedad y depresión, no soy la única a quien la vida le duele aveces y cuya alma por momentos se siente vacía.

Ese momento de reconocimiento y aceptación en el que me dí cuenta que ocultar esto no serviría de nada, el momento en el cual reconocí que hablando sobre mi situación, mis retos, mis sentimientos y mi experiencia podría ayudar a alguien más, fue el momento en que decidí continuar y hacerlo como yo, cómo Franselis, una chica con Transtorno depresivo mayor y Transtorno de ansiedad generalizada, una chica cuya vida no debe, puede ni está definida por esos trastornos.

@Fhotoswithsoul

Esto ha sido como una bocanada de aire fresco, y también ha sido un reto, pero uno que decidí aceptar con valentía, -¿Por qué con valentía?… Pues porque no somos todos los que nos atrevemos a mostrar al mundo nuestros demonios, nuestras luces y sobras y somos aún menos los que lo hacemos sólo con el propósito de ayudar.

Ese propósito que me mueve es lo que ha mantenido este pequeño espaciado creado por mí, desde y con el alma, de pie. El sólo hecho de recibir mensajes de personas de todas partes expresando sus sentimientos al leer uno de mis escritos es el mejor motor para continuar.

@Fhotoswithsoul

¿Y saben qué?, esto también me ha ayudado a mí. Cada vez los nudos en la garganta son menos, la presión en el pecho ha disminuido y mi seguridad y autoconfianza han aumentado. Esto es lo más increíble, ayudo a los demás ayudándome a mi misma.

Tomar la decisión de hablar, expresarme y que mi testimonio, mis sueños, mis anhelos, experiencias y pensamientos sean leídos por personas de todo el mundo ha sido la decisión más retadora y a la vez más gratificante de toda mi vida. Esto se ha convertido en una especie de salvavidas que me mantiene a flote.

Este año ha sucedido tanto. Ha sido un año de confesiones, revelaciones, sanación, decepciones, dolor, lágrimas, miedos, despedidas, pero sobre todo de crecimiento.
Estoy tan agradecida con Dios y con ustedes que leen lo que escribo, con mi familia que no me ha dejado caer y con mi espíritu inquebrantable que se mantiene fuerte a pesar de los golpes. Creanme que no podría expresar en palabras todo lo que he padecido todos estos años, pero tampoco podría expresar lo bueno que Dios es y ha sido conmigo, a pesar del sufrimiento y el dolor.

Esto apenas comienza. Cada día vamos por más. El proceso de sanación es lento y tiene muchísimas altas y bajas, pero les aseguro que vale toda la pena, el sudor, las lágrimas y la vida.

Gracias por estar. Aquí seguimos, FACING LIFE.

Franselis – FACINGLIFE ✨💛

CLAUDI.

No sé imaginan el orgullo, la emoción y felicidad que me embargan en este momento. Siento tan bonito. Siento que a la gente buena, a la gente que ha tenido que luchar y sufrir por lo que tienen, la gente con talento y luz, si le pasan cosas buenas, si son recompensados por Dios.

Esta noche me tocó ver a una chica hermosa, tanto por dentro como por fuera, una chica que conjuga corazón, alma y espíritu en un solo ser. La ví demostrar el gran talento que posee, y ser reconocida por ello. Me tocó ver a esta chica, quien tiene una voz mágica y que nos encantó a todos cada vez que la escuchamos en el aula, en 6toB, brillar en el escenario de La Voz Dominicana.

CLAUMUSIC ✨

Claudi, el arte corre por sus venas, porque además de tener una voz privilegiada puede dibujar y hacer no sé cuántas cosas más. La creatividad le sale por los poros. No fue mucho el tiempo que compartí con ella, pues llegué en último año, pero ese año bastó para darme cuenta de que es un ser especial, un ser de luz que ha tenido que batallar toda su vida por lo que quiere y lo que tiene, que aunque ha caído una y otra vez, una y otra vez se ha levantado. Muchos desearían tener una pizca del talento y destrezas que esta «Montra» carga en ese delgado cuerpo, lo que me lleva a pensar en como hace para guardar tanto talento dentro, y creo tener la respuesta; ella no lo guarda todo para sí misma, al contrario, lo comparte con el mundo, lo comparte con quiénes la admiramos, lo cual es aún más admirable.

Que felíz me hace ver triunfar a la gente de buen corazón, que alegría verla ahí, en televisión, transmitiendo esas vibras tan positivas que siempre ha transmitido. Ella siempre fue la artista del curso, pero ahora se ha convertido en una verdadera estrella, una que brilla tan inmensamente que su brillo puede ser visto por millones.

Clau, no tengo palabras para expresar lo orgullosa, feliz y agradecida que estoy por tí. La vida te regresa lo que entregas y a tí te está regresando puras cosas bonitas.

Un talento como el tuyo debe ser compartido y conocido por todos, y hoy diste el primer paso de este gran camino que te queda por delante, un camino de éxitos y bendiciones . Ya tamo’ adentro, ahora a darlo todo y un chin más, para que con el favor de Dios seas la próxima ganadora de La Voz.

Eres increíble, eres talentosa, eres capaz, eres pura luz. Gracias por entregar lo que eres, nunca rendirte y maravillar al mundo con tu voz .

P.D: Me voy pa’ YouTube a ver la presentación otra vez. Que se cuide Adelle -HAHHAHHA-.

P.D: Soy del Team Claexiyosudi 💛✨🔥

Franselis – FACINGLIFE 💛✨