SALUD MENTAL 💚

Escribir es una de las formas que tengo de escapar de mi mente y no pensar tanto. Ayer como muchos de los días desde hace más años de los que me gusta recordar, no estaba con el mejor ánimo, ni la mayor disposición, ni siquiera para hacer esto que me libera un poco.

Pero ayer también, como muchos de los días desde hace más años de los que me gusta recordar, seguia guerreandola. Aunque fue ayer, no puedo dejar pasar esta fecha tan importante, la cual celebro cada día de mi vida porque cada día es una un reto, pero también una nueva oportunidad.

La Salud mental, tantas personas luchando por no caer. Tanta gente levantándose a pesar del dolor; un dolor silencio y voraz, un dolor penetrante y punzante. Nudos en la garganta y puñaladas en el corazón.

Lágrimas, lágrimas por vidas idas a destiempo, vidas que no pudieron más. Vidas derrotadas por el silencio.

Culpas, preguntas, dudas, desesperanza… Tantas y tantas palabras que podría escribir, pero nada describiría realmente lo que esto significa.

Mi mensaje es el siguiente:

Vamos a convertir las dudas en respuestas, el dolor en sanación, el odio en amor, los reclamos en comprensión, los silencios en gritos de auxilio y ayuda. Dejemos ir el miedo y dejemos entrar el valor.

La vida es más fácil cuando la vivimos con empatía, cuando nos ponemos en los zapatos de los demás y no juzgamos. La vida es más bonita cuando la podemos vivir a plenitud.

No estás solo. No estamos solos.

Vamos a vernos, vamos a sentirnos, vamos a escucharnos, vamos a apoyarnos. Vamos a hablar, vamos a mostrar que la salud mental es importante.

No eres un estorbo, no eres dramático, no eres un inútil, no es débil, la vida no es sinónimo de dolor. Tú eres importante, yo soy importante, somos importantes. 💚

Franselis – FACING LIFE ✨💚

Mi lista de deseos

No sé si soy la única, pero yo tengo una lista de deseos, de cosas por hacer, anhelos por cumplir; cosas que siempre he querido llevar a cabo, pero de alguna u otra manera no he podido. Las razones de esto son fáciles de descubrir – razones bastante obvias-.

No había hecho las cosas que coloqué en la lista porque aunque el deseo estaba, ese deseo que a veces se transformaba en lágrimas de desesperación, no era suficientemente fuerte como para luchar contra la falta de motivación, la desesperanza, la depresión, la ansiedad y el miedo que todo lo anterior conlleva. No era que no quería, más bien, no podía… ¡Lo juro por Dios!

Una de las cosas que encabezan esa lista es mostrarme al mundo como verdaderamente soy, quien soy sin reservas ni filtros. Simplemente yo, sin tener que bajar la cabeza, inventar sonrisas falsas, guardarme un chiste o una carcajada, sin cohibirme, y mucho menos hacer cosas sólo para complacer a los demás.

Hoy soy quien quiero ser ( aunque falta muchísimo en lo cual trabajar), y eso es lo que muestro. Muestro lo que guarda mi escencia, esa escencia de alguien que se interesa por los demás, alguien empático, conciente, parlanchina, divertida, abierta, clara, alguien que muestra sus alegrías pero también sus tristezas.

Ya no oculto los transtornos que me aquejan. No lo hago porque en este mundo tan inmenso no soy ni la primera ni la última persona que tiene y/o tendrá que lidiar con la depresión y la ansiedad, y todo lo que estas conllevan. Lo hago porque quiero ayudar y concientizar, tocar almas y ayudar a sanar a aquellos que como yo, lo necesitan.

Hoy soy un alma agradecida por todo lo que se encuentra a mi alrededor, todo lo bonito y también lo no tanto, un alma libre y en conexión con la naturaleza. Soy aquella persona que siempre estuvo en mi interior pero no dejaba o no podía dejar salir.

Hoy puedo decir que ya salí de aquel cascaron dónde me mantenía prisionera en cuerpo, alma y espíritu. Hoy puedo gritar a los cuatro (4) vientos y en las cinco (5) esquinas que lo que importa no es la meta, sino el proceso, el camino recorrido. Un camino de sanación, si, con muchas piedras sobre el, pero también con todo lo que guarda mi interior: la fe cómo guía y compañera, la esperanza como refugio y la confianza como motor.

Mi lista de deseos es larga. Ya he dado pie a mucho de los sueños que ahí se encuentran, y a otros nuevos. Sueños locos, pero que vale la pena soñarlos y cumplirlos, trabajarlos y volverlos realidad.

Mi lista es uno de los motores que me impulsan a seguir caminando. Es una razón para continuar.

Cada anhelo cumplido se vuelve una victoria inimaginable para este ser humano que ha pasado por tanto, pero que al fin está viendo ese rayito de sol al final del túnel.

P.D. Crea tu lista de deseos y disfruta del proceso. Has que el camino hacia aquello que quieres lograr sea lo más divertido y acogedor posible pues siempre habrán obstáculos que pondrán a prueba tu fe. La recompensa será mucho más grande de lo que imaginas.

Franselis – FACING LIFE 💛✨

NOCHE DE INSOMNIO – ADICCIÓN.

Todo está tan tranquilo y callado. En noches como estás es cuando deseo intensamente que amanezca ya.

Es como si Morfeo se olvidó de mí, esta noche, bueno en realidad creo que lo hizo hace mucho. Desde que la ansiedad empeoró, mi rutina de sueño no ha vuelto a ser la misma.
Es frustrante y retador, pero si no fuese porque tomo pastillas para poder relajarme y conciliar el sueño, creo que esto me pasaría todas las noches. Como me pasó seguido durante más de un mes.

Cuando duermo es mi momento de entera paz. No hay ansiedad ni dolor, ni llanto… Sólo yo en mi cama acurrucada, en un estado de serenidad y tranquilidad inigualable, que sólo obtengo cuando cierro los ojos y caigo en un sueño, no tan profundo, pero lo suficiente para poder descansar.

Cómo no todo es perfecto, es probable que las pastillas que tomo puedan generar una dependencia en mí, una adicción pues. Pero por ahora es lo único que me asegura poder conciliar el sueño las horas suficientes para no vivir como un zombie, así que creo que estoy dispuesta a asumir el riesgo.

Una adicción sería algo que de verdad apestaria, pero a veces hay que tomar decisiones y contemplar los pros y los contras. Hay que estar dispuesto a sacrificar algunas cosas, para obtener otras.

Espero con toda mi alma pronto poder ir dejando la medicación. Creanme que no disfruto tener que tomar más de cinco pastillas diferentes durante el día.

Es complicado, unos no verán bien y otros no estarán de acuerdo, pero en definitiva es lo que junto con la terapia psicológica me ha ayudado a apaciguar estos transtornos. El sólo recordar a la yo de unos meses atrás hace que mis ojos se llenen de lágrimas. Era una cosa, me sentía y me veía muerta en vida.

Emergencias era mi segundo hogar. Mi miedo a tener un ataque al corazón hacía que mi mente creara síntomas físicos tan reales que en varias ocasiones, más de las que puedo contar, pensé que era todo, que moría y quizás el sufrimiento acabaría, pero igual me aterraba.

Aunque haya días en que me sienta como un trapo viejo, nada se compara a lo que viví. No sé lo desearía a nadie, absolutamente nadie. Pensé que me volvería loca. Mi mente me generaba síntomas físicos tan intensos que los médicos me realizaron toda los estudios habidos y por haber. Los electrocardiogramas estaban a la orden del día. La vida no era vida, era un infierno, no hubiese querido decirlo así, pero no encuentro otra palabra.

Les confieso que me aterra volver a ese punto. Me aterran los hospitales. Me aterran los doctores. Me aterra no poder dormir. Me aterra volver a sentirme como en esos días, dónde lo único que quería era desaparecer, literalmente.

Pero igual sigo aquí. He recibido más golpes de los que imaginé podría soportar, pero lo hice y continuo haciéndolo.

Ahora cuando río lo hago de verdad y con el corazón. Quizás es cierto eso de que hay que tocar fondo para aprender a apreciar cuando estamos en la cima, aunque sea por breves instantes, pero aunque sean breves, aunque sean efímeros, valen todo el sufrimiento y se sienten como el cielo.

Franselis – FACINGLIFE ✨💛

AGRADECIDA

Cuando inicié con este blog no creí que fuese a durar ni siquiera una semana. Mis ánimos e interés por las cosas estaban por los suelos. Al principio tambien quise que fuese anónimo, pero luego pensé que yo no soy la única atravesando por procesos de ansiedad y depresión, no soy la única a quien la vida le duele aveces y cuya alma por momentos se siente vacía.

Ese momento de reconocimiento y aceptación en el que me dí cuenta que ocultar esto no serviría de nada, el momento en el cual reconocí que hablando sobre mi situación, mis retos, mis sentimientos y mi experiencia podría ayudar a alguien más, fue el momento en que decidí continuar y hacerlo como yo, cómo Franselis, una chica con Transtorno depresivo mayor y Transtorno de ansiedad generalizada, una chica cuya vida no debe, puede ni está definida por esos trastornos.

@Fhotoswithsoul

Esto ha sido como una bocanada de aire fresco, y también ha sido un reto, pero uno que decidí aceptar con valentía, -¿Por qué con valentía?… Pues porque no somos todos los que nos atrevemos a mostrar al mundo nuestros demonios, nuestras luces y sobras y somos aún menos los que lo hacemos sólo con el propósito de ayudar.

Ese propósito que me mueve es lo que ha mantenido este pequeño espaciado creado por mí, desde y con el alma, de pie. El sólo hecho de recibir mensajes de personas de todas partes expresando sus sentimientos al leer uno de mis escritos es el mejor motor para continuar.

@Fhotoswithsoul

¿Y saben qué?, esto también me ha ayudado a mí. Cada vez los nudos en la garganta son menos, la presión en el pecho ha disminuido y mi seguridad y autoconfianza han aumentado. Esto es lo más increíble, ayudo a los demás ayudándome a mi misma.

Tomar la decisión de hablar, expresarme y que mi testimonio, mis sueños, mis anhelos, experiencias y pensamientos sean leídos por personas de todo el mundo ha sido la decisión más retadora y a la vez más gratificante de toda mi vida. Esto se ha convertido en una especie de salvavidas que me mantiene a flote.

Este año ha sucedido tanto. Ha sido un año de confesiones, revelaciones, sanación, decepciones, dolor, lágrimas, miedos, despedidas, pero sobre todo de crecimiento.
Estoy tan agradecida con Dios y con ustedes que leen lo que escribo, con mi familia que no me ha dejado caer y con mi espíritu inquebrantable que se mantiene fuerte a pesar de los golpes. Creanme que no podría expresar en palabras todo lo que he padecido todos estos años, pero tampoco podría expresar lo bueno que Dios es y ha sido conmigo, a pesar del sufrimiento y el dolor.

Esto apenas comienza. Cada día vamos por más. El proceso de sanación es lento y tiene muchísimas altas y bajas, pero les aseguro que vale toda la pena, el sudor, las lágrimas y la vida.

Gracias por estar. Aquí seguimos, FACING LIFE.

Franselis – FACINGLIFE ✨💛

YO MEREZCO.

Yo merezco ser escuchada sin que juzguen.

Yo merezco expresar mis sentimientos sin que me hagan sentir culpable.

Yo merezco tener amigos reales, presentes e incondicionales. Amigos en toda la extensión de la palabra.

Yo merezco amar y ser amada. Sacar todo el amor que tengo guardado, listo para dar.

Yo merezco ser libre en cuerpo, alma, mente y espíritu.

Yo merezco vivir sin nudos en la garganta, presiones en el pecho y angustias en el estómago.

Yo merezco andar por la calle sin que me miren raro.

Yo merezco un hombro en el cual llorar.

Yo merezco unos brazos que me abracen hasta el alma .

Yo merezco que me conozcan.

Yo merezco plenitud y paz.

Yo merezco que mi alma no se apague, que siga brillando.

Yo merezco respeto y comprensión.

Yo merezco alegría y empatía.

Yo merezco llorar de felicidad y no de dolor.

Yo merezco, además de estar viva, vivir.

Yo merezco todo esto porque yo soy y doy todo esto.

Franselis – FACINGLIFE.💛✨



© 2022 FACINGLIFE Todos los derechos reservados.

_________________________________________________

I DESERVE.

I deserve to be heard without being judged.

I deserve to express my feelings without being made to feel guilty.

I deserve to have real, present and unconditional friends. Friends in every sense of the word.

I deserve to love and be loved. Bring out all the love I have stored, ready to give.

I deserve to be free in body, soul, mind and spirit.

I deserve to live without knots in my throat, pressure in my chest and anguish in my stomach.

I deserve to walk down the street without being looked at strangely.

I deserve a shoulder to cry on.

I deserve arms that hug me to the soul.

I deserve to be known.

I deserve wholeness and peace.

I deserve that my soul does not go out, that it continues to shine.

I deserve respect.

I deserve joy and empathy.

I deserve to cry with happiness and not with pain.

I deserve, in addition to being alive, to live.

I deserve all this because I am and I give all this.

Franselis – FACINGLIFE 💛✨

© 2022 FACINGLIFE All rights reserved.

PERSUASIÓN

Recibir un consejo u opinión puede ayudarnos a tomar las mejores decisiones, pero también,por el contrario, puede llevarnos a tomar decisiones erróneas o decisiones basadas en lo que quieren lo demás, más no en lo que nosotros deseamos. Me imagino que la gran mayoría ya habrá visto la película » Persuasión», largometraje acerca de una chica que dejó ir al amor de su vida por complacer a los demás y no hacer caso a lo que sentía. Este hecho la hizo arrepentirse grandemente. Cómo toda buena película romántica, al final pudo reunirse con el hombre de su vida.

Pero déjame decirte que esto no es una película, esto es la vida real. En este viaje llamado vida tenemos que tomar ciertas decisiones que para bien o para mal, son vitales y pueden cambiar el rumbo de nuestra historia. Hay cosas que solo nos toca elegir a nosotros, dejando a un lado lo que el otro quiere, dejando a un lado opiniones imprudentes que no han sido solicitadas y además haciendo caso omiso a palabras necias.

Comprendo que la mayoría tiene buenas intenciones,  y muchas veces es necesario seguir uno que otro consejo, pero puede ser que esas intenciones nos causen un daño irreparable . No te dejes persuadir, no dejes que tú vida y lo que haces con ella sea guiada por alguien más. Si haces algo y al final no funciona, que sea tú responsabilidad, porque si no es así no tan sólo estarás enojad@ contigo sino también con ese alguien a quien escuchaste y seguiste ciegamente.

Te lo repito, no te dejes persuadir. Cuando tú corazón y alma te dicen que saltes, hazlo, cuando te dicen que vayas por eso que deseas, hazlo, cuando quieren algo fervientemente, inténtalo, cuando sólo por presión de la gente y no por razones válidas y aparentes te sea aconsejado o más bien exigido alejarte de alguien que amas y quién te ama, no lo hagas.

Uno de los peores sentimientos es el arrepentimiento. Vive una vida sin miedo a errar, una vida de aventuras inesperadas, amores eternos o pasajeros. Vive una vida sin arrepentimientos, una de la que sientas orgullo, porque hiciste todo lo que hizo sentir libre y feliz a tú alma.

Corre, vé por lo que quieres, vé por aquello que simplemente al pensarlo te hace sonreír. El mundo está lleno de personas amargadas e infelices, quizás porque dejaron ir el amor verdadero, porque no siguieron sus sueños, porque decidieron complacer a otros y se dejaron a un lado.

Complacete tú. La vida es muy corta para no ir por aquello que anhelas, por aquello que amas, por aquellos que quieres, por aquello que es bueno para tu ser y sobre todo te hace feliz.

No te dejes persuadir, no lo hagas. Vive tu vida plenamente y confía en tu intuición, confía en tú alma y corazón.

P.D: ¿Te haz dejado persuadir?

P.D2: ¿Te arrepientes de algo?

FACINGLIFE 💛✨

PERSUASIÓN

Recibir un consejo u opinión puede ayudarnos a tomar las mejores decisiones, pero también,por el contrario, puede llevarnos a tomar decisiones erróneas o decisiones basadas en lo que quieren lo demás, más no en lo que nosotros deseamos. Me imagino que la gran mayoría ya habrá visto la película » Persuasión», largometraje acerca de una chica que dejó ir al amor de su vida por complacer a los demás y no hacer caso a lo que sentía. Este hecho la hizo arrepentirse grandemente. Cómo toda buena película romántica, al final pudo reunirse con el hombre de su vida.

Pero déjame decirte que esto no es una película, esto es la vida real. En este viaje llamado vida tenemos que tomar ciertas decisiones que para bien o para mal, son vitales y pueden cambiar el rumbo de nuestra historia. Hay cosas que solo nos toca elegir a nosotros, dejando a un lado lo que el otro quiere, dejando a un lado opiniones imprudentes que no han sido solicitadas y además haciendo caso omiso a palabras necias.

Comprendo que la mayoría tiene buenas intenciones,  y muchas veces es necesario seguir uno que otro consejo, pero puede ser que esas intenciones nos causen un daño irreparable . No te dejes persuadir, no dejes que tú vida y lo que haces con ella sea guiada por alguien más. Si haces algo y al final no funciona, que sea tú responsabilidad, porque si no es así no tan sólo estarás enojad@ contigo sino también con ese alguien a quien escuchaste y seguiste ciegamente.

Te lo repito, no te dejes persuadir. Cuando tú corazón y alma te dicen que saltes, hazlo, cuando te dicen que vayas por eso que deseas, hazlo, cuando quieren algo fervientemente, inténtalo, cuando sólo por presión de la gente y no por razones válidas y aparentes te sea aconsejado o más bien exigido alejarte de alguien que amas y quién te ama, no lo hagas.

Uno de los peores sentimientos es el arrepentimiento. Vive una vida sin miedo a errar, una vida de aventuras inesperadas, amores eternos o pasajeros. Vive una vida sin arrepentimientos, una de la que sientas orgullo, porque hiciste todo lo que hizo sentir libre y feliz a tú alma.

Corre, vé por lo que quieres, vé por aquello que simplemente al pensarlo te hace sonreír. El mundo está lleno de personas amargadas e infelices, quizás porque dejaron ir el amor verdadero, porque no siguieron sus sueños, porque decidieron complacer a otros y se dejaron a un lado.

Complacete tú. La vida es muy corta para no ir por aquello que anhelas, por aquello que amas, por aquellos que quieres, por aquello que es bueno para tu ser y sobre todo te hace feliz.

No te dejes persuadir, no lo hagas. Vive tu vida plenamente y confía en tu intuición, confía en tú alma y corazón.

P.D: ¿Te haz dejado persuadir?

P.D2: ¿Te arrepientes de algo?

FACINGLIFE 💛✨

LOS HOMBRES TAMBIEN LLORAN.

Hace un minuto vi un video que me conmovió hasta los huesos. Un luchador de la UFC le dedicaba la pelea a un amigo que se había suicidado unos días antes. Su conmovedor llamado a que la sociedad debe dejar a un lado el estigma hacia el hecho de que los hombres también luchan contra la salud mental. Llamaba a aquellos que sentían que la única salida era suicidarse a hablar, a decir lo que sienten, incluso ofreció su hombro para aquel que necesite llorar sobre el.

Hoy yo hago lo mismo, hoy yo hago el mismo llamado, hoy te dije digo que no estás sólo. Mis oídos están aquí para escucharte, mi alma y corazón para entenderte, mi empatía para ponerme en tú lugar, mis brazos para sostenerte y también te ofrezco mi hombro para llorar.

No importa tu sexo, tu edad, o incluso tu estrato social, yo sé que tú salud mental puede verse afectada, porque la ansiedad, la depresión u cualquier otro transtorno no ve si eres hombre o mujer, niño o adulto, rico o pobre. Esto simple y llanamente puede sucederle a cualquiera.

Me duele tanto que aún existe el estigma de que los hombres no pueden verse afectados por cosas como la depresión,! son seres humanos, por Dios!. Lo que a mí, cómo mujer, puede afectarme también puede afectarle a un hombre. Ellos sienten y también viven lo que nosotros.

Si tienes hijos por favor, te lo pido, noble digas que los hombres no lloran porque estarás contribuyendo al fomento de esa estúpida idea arcaica de que el hombre no puede derramar ni una solo lágrima. Para tú información, los hombres si lloran, sufren y atraviesan situaciones difíciles que afectan su autoestima.
Los hombres no tienen el corazón de piedra. Los hombre tambien son sensibles, vulnerables, empáticos. Los hombre tambien tienen bajones, malos días, pensamientos negativos.

Por favor no sigamos alimentando esa idea tan absurda e insensible. Si eres un hombre y está leyendo esto, quiero decirte que si nadie te ve, yo sí, si nadie te escucha, yo sí y si nadie te siente, yo si. Yo estoy aquí, te veo, te escucho y te siento, siento tú dolor, y te apoyo.

Si tienes algo dentro de tí que no te deja respirar, que te duele y te hunde, habla, habla con alguien de confianza y si no tienes a nadie, habla conmigo y yo haré todo lo que esté en mis manos para ayudarte. Nunca lo olvides, si puedes sentir, puedes caer, si puedes llorar, eso no te hace menos hombre, sólo te hace más humano.

FACINGLIFE 💛✨

Tratemonos bonito.

Acabo de ver un vídeo dónde alguien expresa algo muy cierto; la forma en que nos hablamos cuando cometemos un error, metemos la pata, o simplemente las cosas no salen a nuestra manera. Nos hablamos de una forma tan despreciable, nos humillamos a nosotros mismos, nos insultamos y decimos groserías.

Quien hablaba decía que si le habláramos a nuestros amigos de la forma en la que aveces nos hablamos a nosotros mismos, no tendríamos amigos, porque cuando nos detenemos a pensar realmente es muy común decirnos palabras hirientes, tratarnos mal…

Y si entonces sabemos que todos eso auto insultos fueran para otra persona, esa persona se sentiría fatal y muy probablemente nos mandaría a la m&_+#a.¿Por qué nos hacemos eso? ¿Por qué nos tratamos mal? ¿Por qué somos crueles con nuestra propia persona?.
Ahora que lo analizo, si, yo lo hago muy seguido y me he dado cuenta en ocasiones, pero lo sigo haciendo, y creo que continúo maltratandome porque no había estudiado las cosas desde este punto de vista. Si me trato de ese modo, ¿Cómo huyo de mí?…. No hay manera. La única opción aquí es cambiar esa crueldad por bondad, bondad hacia nosotros mismos, hacia nuestro ser.

Algo que me digo mucho es : «¡Que idiota!»… Y es feo, muy feo. ¿Por qué en vez de decirme idiota no me pongo a pensar en la situación y simplemente me hecho ánimos, simplemente soy gentil conmigo?.
Cambiemos los insultos por cosas lindas, si , quizás fallemos y la caguemos y nos sintamos de la patada, pero no ganamos nada juzgandonos, crucificandonos, sólo nos hacemos más daño.

Tratemosno cómo nos gustaría que los demás nos tratarán, cómo tratamos a la gente que queremos. Vamos a querernos, vamos a hablarnos bonito, vamos a decirnos lo increíbles y especiales que somos. Dejemos los reproches de lado y optemos por darnos palmaditas en la espalda, recordarnos lo bien que lo estamos haciendo y cuando no lo estemos haciendo tan bien o cometamos un error en vez de acribillarnos, tratemos de entendernos.

Se qué suena raro eso de «entendernos», pero si lo hacemos con los demás, ¿Qué nos impide hacerlo con nosotros mismos?. De hoy en adelante empezaré a ser amable conmigo, a animarme en vez de insultarme, a valorarme y hablarme como le hablaría al amor de mi vida.

FACINGLIFE 💛✨