SONRISAS LLENAS DE DOLOR.

¡Dios!, Ella lo vió. Se dió cuenta al ver una foto donde sutilmente sonreía.

Ella vió la tristeza detrás de una foto. No sé si fue a través de mi ojos o a través de mi sonrisa, pero lo notó.

Me escribió para preguntarme si estaba bien. Yo no pude ocultarle mi sentir, y le confirmé lo que ya pensaba.

Mi alma no está al 100. Mi alma está triste y a veces llora , mientras mi rostro finge una que otra sonrisa ( No todas son fingidas).

Ella me dijo lo siguiente:

«Es que… Te veo sonreír pero siento que tu alma sufre, es como si tu aura late tratando de seguir brillando entre la oscuridad y se esfuerza, pero cada latido de ella trae consigo un milisegundo de desfallecimiento.»

Y sí, tiene la razón, mi alma intenta brillar en una profunda obscuridad. Está débil y a veces desfallece, pero lo sigue intentando cada milisegundo , cada día.

También me dijo:

«Solo recuerda, que después de una devastadora y espesa tormenta, las plantas son polinizadas… Mientras está la tormenta, sufren y son desgarradas por la fuerte brisa y horas incansables de lluvia aflojan la tierra sacándolas de raíz, pero la tormenta cesa, renacen nuevas plantas.El sol vuelve a salir para todos.»

Con esto me hizo entender que nada es para siempre, ni la lluvia, las tormentas, y tampoco la tristeza. Me hizo darme cuenta que siempre hay una luz al final del túnel.

Yo soy mi propia planta. Debo regarme, hablarme bonito, cantarme y florecer.

Los ojos y las sonrisas expresan mucho más de Io que pensamos. Son pocos los que perciben esto. Sólo seres especiales.

Gracias por notarlo. Me haces sentir acompañada, comprendida y valorada.

Sé que muchos figen sonrisas para ocultar la tristeza. Espero que como yo encuentren a alguien que los comprenda y que sepan que nada es eterno. Todo estará bien.

Franselis – FACINGLIFE ✨💛

LO MEREZCO.

Hola!

Quizás no nos conocemos, quizás sí. Quizás te vas a identificar profundamente con lo que escribiré, o no, pero nada de esto importa.

Me recuerdo llorando a solas y desconsoladamente, dentro de las cuatro paredes de una habitación. Me recuerdo temblando por la ansiedad, y también pasando noches enteras despierta sin poder dormir.

Recuerdo no tener con quien hablar mientras moría por dentro, llenar de lágrimas la almohada, perder oportunidades importantes. Me recuerdo indefensa y desesperada en una sala de emergencias con los doctores diciéndome que debía calmarme.

Sí sigo enumerando aquellas cosas que no han sido de ningún modo agradables, en lo absoluto en mi vida  ( valga la redundancia), no terminaría hoy. Con esto no quiero dejarles saber todas mis «fatalidades», no es el punto. El punto  se basa en las cosas buenas y la capacidad de saber que las mereces , aunque quizás hasta este momento no tenga sentido alguno.

He reído hasta más no poder, cantado y bailado acompañada de personas increíbles. He conocido gente única, he abrazado mucho, besado, y sentido mariposas en el estómago.

He recibido oportunidades educativas increíbles, vivido experiencias muy especiales. Soy del lugar más hermoso, mi lugar favorito.He trabajo con mi papá en lo que amamos, me he  ensuciado las manos, abrazado árboles , subido montañas, tomado fotos hermosas, llorado de alegría por mis triunfos y los de las personas que quiero.

La verdad es que he vivido cosas bonitas, pero las feas han sido tan intensas y regulares, que son las que predominan en mi subconsciente. El punto es que me he acostumbrado a estás cosas malas y creido no ser merecedora de las mil y una cosas lindas que me pasan .

Es un sentimiento muy feo porque me siento sumamente inferior e incapaz de aceptar que grandes oportunidades vengan hacía mí. Y sé que no soy la única, sé que a muchos de los que están leyendo esto les ha pasado o les pasa.

He batallado para aceptarme y sentirme merecedora de las cosas más increíbles del mundo. Aún me queda mucho camino por recorrer, pero lo estoy intentando cada día.

Estoy intentando el ser agradecida por cada cosa » buena» o «mala» que llegue a mi vida. Vamos a practicar el agradecimiento y la aceptación.

Tal vez te sientas abrumado y desesperado por aquellas cosas que no puedes controlar, y por otro lado tampoco estás aceptando y agradeciendo aquellas pequeñas cosas que alegran tú vida.

Cuando agradecemos y aceptamos ser merecedores de cada cosa buena, llamamos y decretamos más cosas lindas. Eres merecedor/a de que la vida te sonría, nunca lo olvides, la vida es bella.

Por favor no lo hagas, nunca aceptes ese sentimiento de no ser merecedora/a de cosas buenas se albergue en tu corazón. Eres merecedor/a del mundo entero.

Franselis – FACINGLIFE ✨💛

SALUD MENTAL – ALTAS Y BAJAS.

En la vida nada es lineal, todo se encuentra en constante evolución, constante cambio, constante movimiento. Las subidas y bajadas son las que caracterizan a este peculiar e impredecible viaje.

Esto se da en todos los ámbitos de nuestras vidas, sin embargo, quiero centrarme en el mundo de la Salud mental, llevando así la línea y haciendo honor al concepto de este blog. Aquello para lo que fue creado desde un inicio; alzar la voz para hacer eco de la importancia de la salud mental y llevar un poquito de consuelo y esperanza a personas que estuvieran atravesando el mismo proceso que yo, personas valientes y fuertes en corazón, alma, y espíritu.

Quienes tenemos transtornos mentales, como en mi caso, ( transtorno depresivo mayor y transtorno de ansiedad generalizada) entendemos lo frustrante y duro que es llegar a un punto dónde sientes que estás retrocediendo . Un punto dónde temes estancarte y jamás salir.

Justo en este momento estoy en ese punto. Entre el doy un paso y retroceso cinco, entre el tener que hacer y el prácticamente obligarme a hacerlo porque no tengo «ganas» o «fuerzas». Me encuentro en un punto en el que me cuestiono si lo estoy haciendo bien, si estoy dando todo de mí.

Un punto en el que lloro porque tan sólo imaginarme volver al lugar en el que estaba hace un año me da pavor. Y recordar todo el sufrimiento,miedo y frustración, ansiedad, tristeza me llevan a un lugar obscuro.

Sé que no sólo es mi caso. Sé que es el caso de millones y millones de personas en el mundo que buscan aquella pequeña luz al final del túnel y hacen hasta lo imposible para no retroceder, para seguir luchando y dandolo todo.

Casi toda mi vida he peleado contra esto y han sido incontables las veces en las que he caído y he creído que me quedaré en el polvo, pero no, porque han sido más las veces en las que me he levantado y vuelto al ruedo. Han sido más las veces en las que he sacado fuerzas de no sé dónde y he rogado a Dios y mis ruegos han sido contestados.

Si hoy estoy aquí es porque hay un fuego dentro de mí que no me deja darme por vencida y que puede más que cualquier caída. Puedo llorar, puedo gritar, puedo enojarme, pero nunca volver hacía atrás, ni para coger impulso.

A tí que estás leyendo esto te digo que lo que sientes es válido, que llorar está bien, que está bien no estar bien . Pero sobre todo que está prohibido rendirse a pesar las bajas, a pesar de los días no tan buenos y las noches de insomnio que traen tantos pensamientos a tú cabeza. Rendirse no es una opción.

Franselis – FACINGLIFE ✨💛

YO SOY EL SOL.

Mucho tiempo he pasado en la obscuridad, divagando por ahí. Sin rumbo ni punto fijo. Mucho tiempo he estado atrapada en un sitio no muy agradable, en ciertas ocasiones.

Todos tenemos esa voz en nuestra cabeza que nos habla, pero cuando esta te dice y empuja a hacer cosas en contra de tú salud mental, ya se convierte en una batalla, una contigo mismo. Una batalla interna que roba tu energía y te coloca en un cuarto negro dónde no puedes ver tus manos delante de tu cara.

En carne propia he librado esa batalla donde a veces gano yo, y a veces gana mi mente. Una mente lastimada y cansada de tanto luchar. Luchar contra si misma y contra el mundo, contra gente que me considera un bicho raro.

Hace poco alguien me dijo que soy como el sol, que soy especial y un ser único. Al salir de mi boca las siguientes palabras – «Soy una nube gris», Me dijo lo siguiente: – «Nooo. Eres un Sol. La nube gris, vive en los demás. Ellos son los que no tienen colores y son todo superficialidad y sin sentido. Lo que pasa es que ser tan especial como eres, hace que en ocasiones creas que eres un bicho raro. Y eres una rareza, pero una maravillosa rareza, un hermoso unicornio. Un Sol, donde solo hay oscuridad». Él dirigió así mí algunas de las palabras más hermosas que alguien jamás ha dedicado a mi persona.

Ahí entendí que yo brillo con luz propia, que soy un hermoso bicho raro, un sol radiante que tiene la capacidad de resplandecer y convertir la obscuridad en luz. Soy alguien realmente especial, cómo también lo eres tú, que estás leyendo esto.

No debemos dejar que el yugo de la obscuridad nos invada, que nos hunda en las profundidades. Cada uno de nosotros es importante y especial para alguien. Cada uno de nosotros debemos darnos importación y sentirnos especiales en nuestra propia piel.

Recuerda, tú brillas por tí sólo, porque tú eres el sol.

FRANSELIS – FACING LIFE 💛✨

Él.

¿Por qué perdí ese trabajo?

¿Por qué no recibí esa beca?

¿Por qué no funcionó ese negocio?

Uno y mil «porqués»

Esos son algunas de los cuestionamientos que nos hacemos cuando algo no pasa de acuerdo a lo que esperábamos, cuando se sale de nuestras manos o simplemente no es lo que queríamos. Son preguntas que a su vez conllevan sentimientos de impotencia que son totalmente válidos y que no nos pueden avergonzar o llegar ser juzgados por ellos.

Siempre hemos escuchado que todo pasa por algo, y pienso que es cierto. Pienso que las cosas no pasan sin una razón, que aunque al principio no podamos ver o entender, con el tiempo las respuestas llegan a nosotros de forma clara o quizás de una forma implícita.
Cuando algo sucede o no sucede como nos esperamos tiene su porqué. Las cosas no sólo pasan por simple casualidad.

Yo lo he comprobado en múltiples ocasiones, dónde en un inicio me he frustrado o hecho preguntas a las cuales no tenía respuestas, pero con el paso del tiempo me he dado cuenta del propósito con el cual sucedió todo. Mi última experiencia es muy reciente y me ha ayudado a reafirmar está creencia.

No te desesperes, ni te tortures sobre pensando, porque en la vida nada es casualidad. Dios tiene guardadas cosas increíbles para cada uno de nosotros, creelo, nada pasa sin Él.

Esto te ayudará a reafirmar tu fe y esperanza, tú confianza y seguridad de que todo lo que quieras quizás no llegue, mas todo lo que necesites sí lo hará. Su tiempo es perfecto y Él es bueno en todo momento.

PERDÓN

La heridas causadas por una persona que te importa son tan dolorosas cómo filosas navajas cortando tu piel. Incluso te preguntas qué hiciste mal.

Sobre piensas cada detalle de lo que pasó y vienen a tú mente millones de pensamientos negativos que te lastiman. Cada pensamiento que se genera en tú cabeza va formando una especie de sentimiento de rencor.

Tú alma y corazón corren el riesgo de ser un albergue para esos sentimientos. Corren el riesgo de ser cubiertos por ellos, de impregnarse de cosas feas.

Cuando se vive con rencor la felicidad desaparece. Tú corazón se vuelve duro.
Ese horrible sentimiento te consume y hace daño, te envenena. Ese terrible sentimiento te ahoga y no te deja vivir en paz.

Tú eres quien vive bajo el yugo del dolor y la de desesperanza. Y aunque no lo creas, sí, el rencor causa esto y mucho más.

Perdona. No te cierres.

Perdonar te hará libre. Cierra heridas y te permite vivir en paz con los demás, pero más importante aún, contigo mismo.

FRANSELIS – FACING LIFE 💛✨

UN RÍO EN LA COPA DE LOS PINOS.

Hace unos días mientras hacía una de mis cosas favoritas: caminar por las montañas, noté algo muy curioso y lindo. Me detuve un momento, en silencio, y le dijes a mis compañeras que se detuvieran he hicieran lo mismo.

Escuchamos, escuchamos un río en la copa de los árboles, sí, un río. Mientras los pinos se movían elegantemente al ritmo del viento, estos hacían este sonido tan hermoso y peculiar, un sonido que no era ajeno para mí, un sonido hipnotizante.

Era un río en la copa de los árboles, que fluia entre aquellos majestuosos pinos, tan altos como un edificio, tan imponentes y tan bellos a la vez . Pinos llenos de una magia mística, cómo sacados de un cuento de hadas.

Duramos un minuto escuchando atentamente. No sé si ellas sintieron la misma emoción que yo , pero si sé que sentían el mismo interés.

A veces tenemos que hacer silencio para escuchar, respirar profundo, sentir y conectar. Cuando lo hagas te darás cuenta de cosas increíbles, cómo por ejemplo que la danza de los pinos genera que sus copas suenen como un río.

Detente y escucha.

Franselis – FACING LIFE 💛✨

SALUD MENTAL 💚

Escribir es una de las formas que tengo de escapar de mi mente y no pensar tanto. Ayer como muchos de los días desde hace más años de los que me gusta recordar, no estaba con el mejor ánimo, ni la mayor disposición, ni siquiera para hacer esto que me libera un poco.

Pero ayer también, como muchos de los días desde hace más años de los que me gusta recordar, seguia guerreandola. Aunque fue ayer, no puedo dejar pasar esta fecha tan importante, la cual celebro cada día de mi vida porque cada día es una un reto, pero también una nueva oportunidad.

La Salud mental, tantas personas luchando por no caer. Tanta gente levantándose a pesar del dolor; un dolor silencio y voraz, un dolor penetrante y punzante. Nudos en la garganta y puñaladas en el corazón.

Lágrimas, lágrimas por vidas idas a destiempo, vidas que no pudieron más. Vidas derrotadas por el silencio.

Culpas, preguntas, dudas, desesperanza… Tantas y tantas palabras que podría escribir, pero nada describiría realmente lo que esto significa.

Mi mensaje es el siguiente:

Vamos a convertir las dudas en respuestas, el dolor en sanación, el odio en amor, los reclamos en comprensión, los silencios en gritos de auxilio y ayuda. Dejemos ir el miedo y dejemos entrar el valor.

La vida es más fácil cuando la vivimos con empatía, cuando nos ponemos en los zapatos de los demás y no juzgamos. La vida es más bonita cuando la podemos vivir a plenitud.

No estás solo. No estamos solos.

Vamos a vernos, vamos a sentirnos, vamos a escucharnos, vamos a apoyarnos. Vamos a hablar, vamos a mostrar que la salud mental es importante.

No eres un estorbo, no eres dramático, no eres un inútil, no es débil, la vida no es sinónimo de dolor. Tú eres importante, yo soy importante, somos importantes. 💚

Franselis – FACING LIFE ✨💚

Mil y una cosas – LA GENTE.

Mil y una tareas, compromisos, trabajo, amigos, familia, inconvenientes, problemas, desequilibrio, salud física, mental y espiritual, tantas cosas a la vez, tantas cosas al mismo tiempo. El mundo va tan rápido y la vida es tan fugaz como el vuelo de un colibrí.

La gente se estresa. La gente carga un millón de cosas a sus espaldas. La gente sigue, sigue y sigue. La gente a veces se da por vencida. La gente no dice nada. La gente aguanta. La gente se ahoga. La gente no sabe.

La gente no dice lo que siente y lo que siente los mata por dentro. Mil y una cosas le sucede a la gente y la otra gente no lo sabe, ni se lo imagina.

La gente no sabe que entre más las cargas son menos. La gente no se imagina lo liberador que es hablar, pedir ayuda o simplemente desahogarse.

La gente debería gritar, dejar ir, respirar. La gente tiene que ser.

Franselis – FACING LIFE 💛✨

Mi lista de deseos

No sé si soy la única, pero yo tengo una lista de deseos, de cosas por hacer, anhelos por cumplir; cosas que siempre he querido llevar a cabo, pero de alguna u otra manera no he podido. Las razones de esto son fáciles de descubrir – razones bastante obvias-.

No había hecho las cosas que coloqué en la lista porque aunque el deseo estaba, ese deseo que a veces se transformaba en lágrimas de desesperación, no era suficientemente fuerte como para luchar contra la falta de motivación, la desesperanza, la depresión, la ansiedad y el miedo que todo lo anterior conlleva. No era que no quería, más bien, no podía… ¡Lo juro por Dios!

Una de las cosas que encabezan esa lista es mostrarme al mundo como verdaderamente soy, quien soy sin reservas ni filtros. Simplemente yo, sin tener que bajar la cabeza, inventar sonrisas falsas, guardarme un chiste o una carcajada, sin cohibirme, y mucho menos hacer cosas sólo para complacer a los demás.

Hoy soy quien quiero ser ( aunque falta muchísimo en lo cual trabajar), y eso es lo que muestro. Muestro lo que guarda mi escencia, esa escencia de alguien que se interesa por los demás, alguien empático, conciente, parlanchina, divertida, abierta, clara, alguien que muestra sus alegrías pero también sus tristezas.

Ya no oculto los transtornos que me aquejan. No lo hago porque en este mundo tan inmenso no soy ni la primera ni la última persona que tiene y/o tendrá que lidiar con la depresión y la ansiedad, y todo lo que estas conllevan. Lo hago porque quiero ayudar y concientizar, tocar almas y ayudar a sanar a aquellos que como yo, lo necesitan.

Hoy soy un alma agradecida por todo lo que se encuentra a mi alrededor, todo lo bonito y también lo no tanto, un alma libre y en conexión con la naturaleza. Soy aquella persona que siempre estuvo en mi interior pero no dejaba o no podía dejar salir.

Hoy puedo decir que ya salí de aquel cascaron dónde me mantenía prisionera en cuerpo, alma y espíritu. Hoy puedo gritar a los cuatro (4) vientos y en las cinco (5) esquinas que lo que importa no es la meta, sino el proceso, el camino recorrido. Un camino de sanación, si, con muchas piedras sobre el, pero también con todo lo que guarda mi interior: la fe cómo guía y compañera, la esperanza como refugio y la confianza como motor.

Mi lista de deseos es larga. Ya he dado pie a mucho de los sueños que ahí se encuentran, y a otros nuevos. Sueños locos, pero que vale la pena soñarlos y cumplirlos, trabajarlos y volverlos realidad.

Mi lista es uno de los motores que me impulsan a seguir caminando. Es una razón para continuar.

Cada anhelo cumplido se vuelve una victoria inimaginable para este ser humano que ha pasado por tanto, pero que al fin está viendo ese rayito de sol al final del túnel.

P.D. Crea tu lista de deseos y disfruta del proceso. Has que el camino hacia aquello que quieres lograr sea lo más divertido y acogedor posible pues siempre habrán obstáculos que pondrán a prueba tu fe. La recompensa será mucho más grande de lo que imaginas.

Franselis – FACING LIFE 💛✨