GENTE INSPIRADORA.

Que increíbles y especiales son aquellos que hasta atravesando las situaciones más desafiantes, duras y dolorosas, ven la vida con optimismo. Que seres tan hermosos son los que a pesar de todo sonríen y sin importar su situación , igual piensan en los demás.
Hay tantos allí afuera, luchando batallas inimaginables, batallas mentales, batallas físicas, batallas que quizás no puedan superar, pero aún así la esperanza no muere en ellos. Personas conformes con los designios de Dios .

Son seres que inspiran, seres que ríen, seres que no se dejan vencer por el dolor que pueden estar sintiendo. Seres cuya respuesta cuando le preguntas como se sienten es «bien, gracias a Dios» , aunque todos sepamos que el mundo se les está callendo encima o incluso, aún peor, que la vida se les está yendo.

@Fhotoswithsoul

Los admiro, los admiro profundamente, porque su vida, ejemplo y espíritu de lucha son inquebrantables. Son aquellos que están en paz con lo que han hecho de su vida. Quienes dan fuerzas aunque ellos no las tengan.

Hoy escuché una historia de una de esas personas con inmenso valor y alma bondadosa, una persona que murió, pero que es recordada como alguien con una fuerza de voluntad inexplicable, alguien cuyo corazón era tan grande y cuyo trayecto de vida fué ejemplo para los demás. Él, con valentía, firmeza y fortaleza aceptó su destino porque no tenía nada de lo cual arrepentirse. En los 33 años que vivió hizo lo que debía y por eso se marchó de este mundo con la cara en alto y la sensación del deber cumplido; ser un buen ser humano con los demás y con si mismo.

Así como él, hay tantos por ahí cuya actitud positiva te llega y llena tú corazón. Gracias, gracias por ser tan valientes, gracias por comprender de qué se trata la vida, de vivirla lo mejor que podamos.

A veces a las personas buenas le suceden cosas horribles y nos enojamos y nos cuestionamos y en algún punto desearíamos ser nosotros quienes pasemos por eso, tomar su lugar  porque son seres tan maravillosos que no merecen que la vida los golpee tanto; por lo menos en mi caso yo si lo he deseado, he deseado estar en el lugar de alguien más, porque este mundo no merece a personas tan buenas, pero igual las necesitamos aquí para que sigan iluminandonos.

Esta va para todos aquellos cuya sonrisa no se apaga aún atravesando las tormentas más duras. Quiero decirles que me inspiran, que quisiera tener su optimismo y ser la mitad de los increíbles seres humanos que son. Sigan esparciendo su luz, sigan impactado vidas.

P.D: ¿CONOCES A ALGUIEN ASÍ? – MENCIONALO/A.

-FACINGLIFE💛✨

GENTE INSPIRADORA.

Que increíbles y especiales son aquellos que hasta atravesando las situaciones más desafiantes, duras y dolorosas, ven la vida con optimismo. Que seres tan hermosos son los que a pesar de todo sonríen y sin importar su situación , igual piensan en los demás.
Hay tantos allí afuera, luchando batallas inimaginables, batallas mentales, batallas físicas, batallas que quizás no puedan superar, pero aún así la esperanza no muere en ellos. Personas conformes con los designios de Dios .

Son seres que inspiran, seres que ríen, seres que no se dejan vencer por el dolor que pueden estar sintiendo. Seres cuya respuesta cuando le preguntas como se sienten es «bien, gracias a Dios» , aunque todos sepamos que el mundo se les está callendo encima o incluso, aún peor, que la vida se les está yendo.

@Fhotoswithsoul

Los admiro, los admiro profundamente, porque su vida, ejemplo y espíritu de lucha son inquebrantables. Son aquellos que están en paz con lo que han hecho de su vida. Quienes dan fuerzas aunque ellos no las tengan.

Hoy escuché una historia de una de esas personas con inmenso valor y alma bondadosa, una persona que murió, pero que es recordada como alguien con una fuerza de voluntad inexplicable, alguien cuyo corazón era tan grande y cuyo trayecto de vida fué ejemplo para los demás. Él, con valentía, firmeza y fortaleza aceptó su destino porque no tenía nada de lo cual arrepentirse. En los 33 años que vivió hizo lo que debía y por eso se marchó de este mundo con la cara en alto y la sensación del deber cumplido; ser un buen ser humano con los demás y con si mismo.

Así como él, hay tantos por ahí cuya actitud positiva te llega y llena tú corazón. Gracias, gracias por ser tan valientes, gracias por comprender de qué se trata la vida, de vivirla lo mejor que podamos.

A veces a las personas buenas le suceden cosas horribles y nos enojamos y nos cuestionamos y en algún punto desearíamos ser nosotros quienes pasemos por eso, tomar su lugar  porque son seres tan maravillosos que no merecen que la vida los golpee tanto; por lo menos en mi caso yo si lo he deseado, he deseado estar en el lugar de alguien más, porque este mundo no merece a personas tan buenas, pero igual las necesitamos aquí para que sigan iluminandonos.

Esta va para todos aquellos cuya sonrisa no se apaga aún atravesando las tormentas más duras. Quiero decirles que me inspiran, que quisiera tener su optimismo y ser la mitad de los increíbles seres humanos que son. Sigan esparciendo su luz, sigan impactado vidas.

P.D: ¿CONOCES A ALGUIEN ASÍ? – MENCIONALO/A.

-FACINGLIFE💛✨

GENTE INSPIRADORA.

Que increíbles y especiales son aquellos que hasta atravesando las situaciones más desafiantes, duras y dolorosas, ven la vida con optimismo. Que seres tan hermosos son los que a pesar de todo sonríen y sin importar su situación , igual piensan en los demás.
Hay tantos allí afuera, luchando batallas inimaginables, batallas mentales, batallas físicas, batallas que quizás no puedan superar, pero aún así la esperanza no muere en ellos. Personas conformes con los designios de Dios .

Son seres que inspiran, seres que ríen, seres que no se dejan vencer por el dolor que pueden estar sintiendo. Seres cuya respuesta cuando le preguntas como se sienten es «bien, gracias a Dios» , aunque todos sepamos que el mundo se les está callendo encima o incluso, aún peor, que la vida se les está yendo.

@Fhotoswithsoul

Los admiro, los admiro profundamente, porque su vida, ejemplo y espíritu de lucha son inquebrantables. Son aquellos que están en paz con lo que han hecho de su vida. Quienes dan fuerzas aunque ellos no las tengan.

Hoy escuché una historia de una de esas personas con inmenso valor y alma bondadosa, una persona que murió, pero que es recordada como alguien con una fuerza de voluntad inexplicable, alguien cuyo corazón era tan grande y cuyo trayecto de vida fué ejemplo para los demás. Él, con valentía, firmeza y fortaleza aceptó su destino porque no tenía nada de lo cual arrepentirse. En los 33 años que vivió hizo lo que debía y por eso se marchó de este mundo con la cara en alto y la sensación del deber cumplido; ser un buen ser humano con los demás y con si mismo.

Así como él, hay tantos por ahí cuya actitud positiva te llega y llena tú corazón. Gracias, gracias por ser tan valientes, gracias por comprender de qué se trata la vida, de vivirla lo mejor que podamos.

A veces a las personas buenas le suceden cosas horribles y nos enojamos y nos cuestionamos y en algún punto desearíamos ser nosotros quienes pasemos por eso, tomar su lugar  porque son seres tan maravillosos que no merecen que la vida los golpee tanto; por lo menos en mi caso yo si lo he deseado, he deseado estar en el lugar de alguien más, porque este mundo no merece a personas tan buenas, pero igual las necesitamos aquí para que sigan iluminandonos.

Esta va para todos aquellos cuya sonrisa no se apaga aún atravesando las tormentas más duras. Quiero decirles que me inspiran, que quisiera tener su optimismo y ser la mitad de los increíbles seres humanos que son. Sigan esparciendo su luz, sigan impactado vidas.

P.D: ¿CONOCES A ALGUIEN ASÍ? – MENCIONALO/A.

-FACINGLIFE💛✨

GENTE INSPIRADORA.

Que increíbles y especiales son aquellos que hasta atravesando las situaciones más desafiantes, duras y dolorosas, ven la vida con optimismo. Que seres tan hermosos son los que a pesar de todo sonríen y sin importar su situación , igual piensan en los demás.
Hay tantos allí afuera, luchando batallas inimaginables, batallas mentales, batallas físicas, batallas que quizás no puedan superar, pero aún así la esperanza no muere en ellos. Personas conformes con los designios de Dios .

Son seres que inspiran, seres que ríen, seres que no se dejan vencer por el dolor que pueden estar sintiendo. Seres cuya respuesta cuando le preguntas como se sienten es «bien, gracias a Dios» , aunque todos sepamos que el mundo se les está callendo encima o incluso, aún peor, que la vida se les está yendo.

@Fhotoswithsoul

Los admiro, los admiro profundamente, porque su vida, ejemplo y espíritu de lucha son inquebrantables. Son aquellos que están en paz con lo que han hecho de su vida. Quienes dan fuerzas aunque ellos no las tengan.

Hoy escuché una historia de una de esas personas con inmenso valor y alma bondadosa, una persona que murió, pero que es recordada como alguien con una fuerza de voluntad inexplicable, alguien cuyo corazón era tan grande y cuyo trayecto de vida fué ejemplo para los demás. Él, con valentía, firmeza y fortaleza aceptó su destino porque no tenía nada de lo cual arrepentirse. En los 33 años que vivió hizo lo que debía y por eso se marchó de este mundo con la cara en alto y la sensación del deber cumplido; ser un buen ser humano con los demás y con si mismo.

Así como él, hay tantos por ahí cuya actitud positiva te llega y llena tú corazón. Gracias, gracias por ser tan valientes, gracias por comprender de qué se trata la vida, de vivirla lo mejor que podamos.

A veces a las personas buenas le suceden cosas horribles y nos enojamos y nos cuestionamos y en algún punto desearíamos ser nosotros quienes pasemos por eso, tomar su lugar  porque son seres tan maravillosos que no merecen que la vida los golpee tanto; por lo menos en mi caso yo si lo he deseado, he deseado estar en el lugar de alguien más, porque este mundo no merece a personas tan buenas, pero igual las necesitamos aquí para que sigan iluminandonos.

Esta va para todos aquellos cuya sonrisa no se apaga aún atravesando las tormentas más duras. Quiero decirles que me inspiran, que quisiera tener su optimismo y ser la mitad de los increíbles seres humanos que son. Sigan esparciendo su luz, sigan impactado vidas.

P.D: ¿CONOCES A ALGUIEN ASÍ? – MENCIONALO/A.

-FACINGLIFE💛✨

Días no tan bueno.

Este es un espacio donde me gusta compartir más que todo, cosas que inspiren, los días buenos, las bonitas experiencias, pero como los días no tan buenos también son parte del paquete de esta turbulenta vida que me ha tocado y le ha tocado a millones y millones, también quiero hablar de ellos. Quiero hablar de esos días dónde aunque el sol brille con intensidad, el cielo no tenga ninguna nube y su azul celeste resalte impresionantemente, aunque sea el día perfecto, lo vemos gris, lo sentimos pesado y simplemente nos levantamos con el pie izquierdo.

Hoy es uno de esos días en que me levanté enojada, sin razón, simplemente me levanté así, lo cual es frustrante porque es un enojo tan intenso que me lleva a desquitar mi rabia con los demás. Se supondría que después de tantos años de convivir con estos transtornos, debería estar acostumbrada a las cosas que generan en mí, pero no, no lo estoy. No lo estoy porque nadie debería acostumbrarse a vivir así, nadie merece hacer que de los días malos sean más, una norma.

Días malos tenemos todos, días difíciles también, pero días dónde sientes que puedes tener una recaída, que una crisis depresiva o ansiosa puede estar al acecho, esos días son los que me tocan cada cierto tiempo, tiempo que gracias a Dios se ha hecho más grande. Ya no son tan frecuentes como antes y déjame decirte que con frecuente me refiero a casi todos los días.

Sinceramente quiero dormir todo el día, pero pienso que me he pasado una semana entera en cama por causa de una gripe que me ha dao’ duro y además de eso mi energía no ha estado muy potente que digamos. Hoy no puedo quedarme en cama, hoy me sienta como me sienta, debo buscar la manera de sentirme como dije en el escrito de ayer, cómo si bailara bajo la lluvia… Para aplatanarlo más, diré que tengo que buscar la forma de sentirme «Bacano».

Está bien quedarte en cama ciertos días, descansar, relajarte, pero en mí caso si hago eso luego es muy difícil salir de ahí, de ese círculo vicioso dónde solo quiero estar acostada viendo estupideces en el celular, sin hacer nada productivo. Así que hoy a pesar de sentirme sin energía, con los ánimos bajos, enojada y frustrada, la cama no es una opción para mí.

Supongo que ahora debo buscar la manera de despertar, hacer algo que me guste y salir.
Se que hay días malos y otros ultra malos, pero que ganamos lamentandonos. Las quejas nunca han hecho una diferencia positiva. Quizás hoy surjan fotos lindas para mí página, así que estén pendientes.

Vamos con toda, con gripe y todo.

FACINGLIFE 💛✨

Báñate bajo la lluvia.

En un escrito anterior hablaba de lo mucho que me gusta la lluvia, y hoy en un día lluvioso igual que aquel en el que hice el primer escrito quiero recordar algo que me hacia y cada vez que lo hago me hace muy, pero muy feliz. Esa simple pero tan divertida actividad, es bañarme bajo la lluvia.

Cuando estaba pequeña me enfermaba muy fácilmente, así que tenía que rogar mucho para que me dejaran salir a jugar bajo la lluvia. Les juro que lo amaba, me sentía tan libre, y de eso se trata ser niño, ¿no?… De sentirse libre y en paz, protegido y seguro.
Recuerdo que lo hacía con mi hermana. El simple hecho de sentir las gotas de lluvia sobre mi cara me daba la sensación que de alguna manera todo era posible, que el mundo estaba a mis pies, a mis pies descalzos.

Si, mis pies descalzos, yo odiaba usar cualquier tipo de calzado, recuerdo siempre andar descalza, incluso fuera de la casa, cosa que ocasionó varios incidentes dolorosos. Imagina ir caminando en el piso de cemento rústico y de pronto tropezar con tu dedo mayor. No fueron una ni dos las «chapas» del dedo llevadas en el proceso en que intentaba convencerme que debía usar por lo menos chancletas.

Recapitulando…La lluvia en la cara y el pelo, eran lo máximo. Yo siempre he tenido el pelo rizo y mami odiaba que me mojara el cabello con agua de lluvia, porque eso significaba tener que lavar y peinar aquel «pajón», que hoy en día gracias a Dios, aún conservo.
La última vez que lo hice hace más de un año, fue tan gratificante, por un instante me sentí como aquella niña libre, otra vez. Por un instante olvidé cualquier problema. Por un instante sentí paz, libertad y emoción al mismo tiempo, me sentí yo.

Recordarlo, el sólo hecho de hacerlo me pone nostálgica, porque quisiera sentirme así siempre, quisiera sentirme como cuando bailo bajo la lluvia. Quisiera ser niña otra vez y no es que no hayan esos momentos en que me comportó como tal y empiezo a reírme como foca con mi papá y mi hermana, pero ese que sólo puedo experimentar durante los días lluviosos es especial.

Quiero recordarles que nunca es tarde para sacar al niño que llevamos en nuestro interior. Has algo que te emocione, que te transporte a los tiempos y lugares donde fuiste más feliz, donde no importaba nada, dónde nuestra única preocupación era que había de comer y que nos dejarán salir a jugar. En mí caso, salir a jugar pelota con los chicos cuando se llevaban los frutos de las parcelas. Qué buenos día aquellos.

Hoy no me lanzo bajo la lluvia porque tengo una gripe infernal, pero no saben el deseo que tengo. Espero con ansias el día en que pueda hacerlo otra vez.

Nunca pierdan esa ilusión y capacidad de asombro. La vida necesita ser vista desde una perspectiva más despreocupada de vez en cuento. Nunca olvides al niño que vive dentro de ti. Es tú escencia.

– FACINGLIFE 💛✨

¿QUE TIENE DE MALO?

Vivimos en un mundo donde existe gente de toda clase: personas abiertas y maduras en todo sentido, personas maduras pero cerradas, personas cerradas y a la vez inmaduras y también están aquellos con una gran de carencia de responsabilidad emocional , que te pueden hacer ver con el villano cuando no es así. Me gustan las primeras, esas personas que no les importa dar abrazos a sus amigos y a la gente que quiere, que no interpretan las cosas a su conveniencia, cuya mente es un libro abierto, que manejan las cosas a la altura de la situación y no se toman las palabras ni las acciones tan a pecho, pero tampoco le hacen caso omiso.

Todo lo anterior es para que entendamos que siempre van a haber seres con los que tendrás la seguridad de expresar cualquier cosa porque lo tomaran y lo enfrentarán de la manera adecuada, y habrá otras que harán una tormenta en un vaso de agua y llegarán a un punto de hacerte sentir culpable por algo que debería ser completamente normal; expresar tus sentimientos. No hay nada de malo en sacar aquello que da vueltas y vueltas en tu cabeza o corazón buscando un pequeño espacio por dónde salir, porque cuando salen le dan tranquilidad y paz a tú alma.

¿Por qué todo tiene que ser tan complicado, especialmente las personas?, porque en realidad nosotros somos quienes nos complicamos y complicamos todo. El ser humano es un espécimen tan falto de sentido común, que muchas veces me quedo boquiabierta.

¿Qué hay de malo en expresar tus sentimientos, decir «te quiero», dar un abrazo inesperado, pedir perdón? No hay nada de malo en que quieras sacar todo aquello que tú alma resguarda, en decir la verdad y evitar que esas cosas terminen haciendo un nudo en tu garganta que no te permita respirar.
Estoy consciente de que existen aquellos que malinterpretan hasta el cumplido más inofensivo, quizás porque nadie nunca les dio uno hasta ese momento, quienes se encuentren extraño un «te quiero», una simple y a la vez tan profunda frase, quienes se alejen de ti cuando te les «declares» y salga de tu boca un «me gustas» . No hay absolutamente nada de malo en ello, en ti.

Lo único que está mal es interpretar esas cosas como amenazas y actuar a la defensiva, sin sentido y de una forma tan inmadura que demuestre que aún existen tabúes tan estúpidos y faltos de toda base, tabúes que limitan y no dejan que recibas con entusiasmo palabras lindas, sin dobles intenciones, cumplidos, los te quiero, abrazos, sonrisas.
No hay nada de malo en ser alguien que ve lo bonito en los demás y se encargue de hacerlo saber. No te sientas culpable por la manera en la que el otro interpreta lo que dices o lo que haces.

No todos somos seres honestos y abiertos, y es una lastima que te cuestiones por cosas que hiciste con toda la buena intención del mundo, sin saber que el otro lo tomaría de la peor manera. Di lo que sientes, es más, si quieres grítalo pero nunca dejes que nadie apague tú voz, porque siempre habrán quienes si sepan valorarla, valorarte.

PD: TAMPOCO DEJES SALIR TODO LO QUE PIENSES, HAY PALABRAS QUE PUEDEN PROVOCAR GRANDES HERIDAS. MIENTRAS LO QUE HAGAS LO HAGAS SIN LA INTENCIÓN DE LASTIMAR A NADIE Y DE CORAZÓN, NO HAY NADA DE MALO.

FACINGLIFE 💛

LOS NIÑOS APRENDEN LO QUE VIVEN.

Foto por: @fhotoswithsoul

Hoy recibí una carta de un amigo de Reino Unido. En esa carta él adjuntó un poema que por alguna razón supo que me gustaría,que sería de mi agrado, y tuvo toda la razón, me gustó mucho. Me gustó porque sin necesidad de palabras rebuscadas o de estar cargado de un vocabulario que a muchos se les hace muy difícil entender, expresa con sutileza y genialidad verdades tan profundas, verdades que no sólo son verdades porque yo o alguien más las dice, sino porque constituyen un realidad cruda y honesta, real y latente.

Un poema que va al punto. Palabras que sin mucho rodeo te pueden hacer ver las cosas desde una perspectiva frontal y dejando a un lado las medias tintas.

Aquí está el poema. No sólo léanlo, también, les pido que sientan cada verso.

LOS NIÑOS APRENDEN LO QUE VIVEN.

Si los niños viven con reproches, aprenden a condenar.

Si los niños viven con hostilidad, aprenden a ser agresivos.

Si los niños viven con miedo, aprenden a ser aprensivos.

Si los niños viven con lástima, aprenden a auto-compadecerse.

Si los niños viven con ridículo, aprenden a ser tímidos.

Si los niños viven con celos, aprenden a sentir envidia.

Si los niños viven con vergüenza, aprenden a sentirse culpables.

Si los niños viven con ánimo, aprenden a confiar en sí mismos.

Si los niños viven con tolerancia, aprenden a ser pacientes.

Si los niños viven con elogios, aprenden a apreciar a los demás.

Si los niños viven con aceptación, aprenden a amar.

Si los niños viven con aprobación, aprenden a valorarse.

Si los niños viven con reconocimiento, aprenden que es bueno tener una meta.

Si los niños viven con solidaridad, aprenden a ser generosos.

Si los niños viven con honestidad, aprenden qué es la verdad.

Si los niños viven con ecuanimidad, aprenden qué es la justicia.

Si los niños viven con amabilidad y consideración, aprenden a respetar a los demás.

Si los niños viven con seguridad, aprenden a tener fe en sí mismos y en los demás.

Si los niños viven con afecto, aprenden que el mundo es un maravilloso lugar donde vivir.

Y yo le agregaría que si los niños viven con empatía, aprender a ser mejores seres humanos.

FACINGLIFE 💛

……………………………………………………………………..

CHILDREN LEARN WHAT THEY LIVE.

Fhoto by: @fhotoswithsoul

Today I received a letter from a friend in the UK. In that letter he attached a poem that for some reason he knew I would like, that I would like, and he was absolutely right, I liked it a lot. I liked it because without the need for fancy words or being loaded with a vocabulary that is very difficult for many to understand, it expresses such profound truths with subtlety and genius, truths that are not only true because I or someone else says them, but because they constitute a raw and honest reality, real and latent.

A poem to the point. Words that without much detour can make you see things from a frontal perspective and leaving half measures aside.
Here is the poem.

Don’t just read it, also, I ask you to feel each verse.

CHILDREN LEARN WHAT THEY LIVE.

If children live with reproaches, they learn to condemn.

If children live with hostility, they learn to be aggressive.

If children live in fear, they learn to be apprehensive.

If children live with pity, they learn to feel sorry for themselves.

If children live with ridicule, they learn to be shy.

If children live with jealousy, they learn to feel envy.

If children live with shame, they learn to feel guilty.

If children live with courage, they learn to trust themselves.

If children live with tolerance, they learn to be patient.

If children live with praise, they learn to appreciate others.

If children live with acceptance, they learn to love.

If children live with approval, they learn to value themselves.

If children live with recognition, they learn that it is good to have a goal.

If children live with solidarity, they learn to be generous.

If children live honestly, they learn what the truth is.

If children live with equanimity, they learn what justice is.

If children live with kindness and consideration, they learn to respect others.

If children live with security, they learn to have faith in themselves and in others.

If children live with affection, they learn that the world is a wonderful place to live.

And I would add that if children live with empathy, they learn to be better human beings.

FACINGLIFE 💛

LOS NIÑOS APRENDEN LO QUE VIVEN.

Foto por: @fhotoswithsoul

Hoy recibí una carta de un amigo de Reino Unido. En esa carta él adjuntó un poema que por alguna razón supo que me gustaría,que sería de mi agrado, y tuvo toda la razón, me gustó mucho. Me gustó porque sin necesidad de palabras rebuscadas o de estar cargado de un vocabulario que a muchos se les hace muy difícil entender, expresa con sutileza y genialidad verdades tan profundas, verdades que no sólo son verdades porque yo o alguien más las dice, sino porque constituyen un realidad cruda y honesta, real y latente.

Un poema que va al punto. Palabras que sin mucho rodeo te pueden hacer ver las cosas desde una perspectiva frontal y dejando a un lado las medias tintas.

Aquí está el poema. No sólo léanlo, también, les pido que sientan cada verso.

LOS NIÑOS APRENDEN LO QUE VIVEN.

Si los niños viven con reproches, aprenden a condenar.

Si los niños viven con hostilidad, aprenden a ser agresivos.

Si los niños viven con miedo, aprenden a ser aprensivos.

Si los niños viven con lástima, aprenden a auto-compadecerse.

Si los niños viven con ridículo, aprenden a ser tímidos.

Si los niños viven con celos, aprenden a sentir envidia.

Si los niños viven con vergüenza, aprenden a sentirse culpables.

Si los niños viven con ánimo, aprenden a confiar en sí mismos.

Si los niños viven con tolerancia, aprenden a ser pacientes.

Si los niños viven con elogios, aprenden a apreciar a los demás.

Si los niños viven con aceptación, aprenden a amar.

Si los niños viven con aprobación, aprenden a valorarse.

Si los niños viven con reconocimiento, aprenden que es bueno tener una meta.

Si los niños viven con solidaridad, aprenden a ser generosos.

Si los niños viven con honestidad, aprenden qué es la verdad.

Si los niños viven con ecuanimidad, aprenden qué es la justicia.

Si los niños viven con amabilidad y consideración, aprenden a respetar a los demás.

Si los niños viven con seguridad, aprenden a tener fe en sí mismos y en los demás.

Si los niños viven con afecto, aprenden que el mundo es un maravilloso lugar donde vivir.

Y yo le agregaría que si los niños viven con empatía, aprender a ser mejores seres humanos.

FACINGLIFE 💛

……………………………………………………………………..

CHILDREN LEARN WHAT THEY LIVE.

Fhoto by: @fhotoswithsoul

Today I received a letter from a friend in the UK. In that letter he attached a poem that for some reason he knew I would like, that I would like, and he was absolutely right, I liked it a lot. I liked it because without the need for fancy words or being loaded with a vocabulary that is very difficult for many to understand, it expresses such profound truths with subtlety and genius, truths that are not only true because I or someone else says them, but because they constitute a raw and honest reality, real and latent.

A poem to the point. Words that without much detour can make you see things from a frontal perspective and leaving half measures aside.
Here is the poem.

Don’t just read it, also, I ask you to feel each verse.

CHILDREN LEARN WHAT THEY LIVE.

If children live with reproaches, they learn to condemn.

If children live with hostility, they learn to be aggressive.

If children live in fear, they learn to be apprehensive.

If children live with pity, they learn to feel sorry for themselves.

If children live with ridicule, they learn to be shy.

If children live with jealousy, they learn to feel envy.

If children live with shame, they learn to feel guilty.

If children live with courage, they learn to trust themselves.

If children live with tolerance, they learn to be patient.

If children live with praise, they learn to appreciate others.

If children live with acceptance, they learn to love.

If children live with approval, they learn to value themselves.

If children live with recognition, they learn that it is good to have a goal.

If children live with solidarity, they learn to be generous.

If children live honestly, they learn what the truth is.

If children live with equanimity, they learn what justice is.

If children live with kindness and consideration, they learn to respect others.

If children live with security, they learn to have faith in themselves and in others.

If children live with affection, they learn that the world is a wonderful place to live.

And I would add that if children live with empathy, they learn to be better human beings.

FACINGLIFE 💛

LOS NIÑOS APRENDEN LO QUE VIVEN.

Foto por: @fhotoswithsoul

Hoy recibí una carta de un amigo de Reino Unido. En esa carta él adjuntó un poema que por alguna razón supo que me gustaría,que sería de mi agrado, y tuvo toda la razón, me gustó mucho. Me gustó porque sin necesidad de palabras rebuscadas o de estar cargado de un vocabulario que a muchos se les hace muy difícil entender, expresa con sutileza y genialidad verdades tan profundas, verdades que no sólo son verdades porque yo o alguien más las dice, sino porque constituyen un realidad cruda y honesta, real y latente.

Un poema que va al punto. Palabras que sin mucho rodeo te pueden hacer ver las cosas desde una perspectiva frontal y dejando a un lado las medias tintas.

Aquí está el poema. No sólo léanlo, también, les pido que sientan cada verso.

LOS NIÑOS APRENDEN LO QUE VIVEN.

Si los niños viven con reproches, aprenden a condenar.

Si los niños viven con hostilidad, aprenden a ser agresivos.

Si los niños viven con miedo, aprenden a ser aprensivos.

Si los niños viven con lástima, aprenden a auto-compadecerse.

Si los niños viven con ridículo, aprenden a ser tímidos.

Si los niños viven con celos, aprenden a sentir envidia.

Si los niños viven con vergüenza, aprenden a sentirse culpables.

Si los niños viven con ánimo, aprenden a confiar en sí mismos.

Si los niños viven con tolerancia, aprenden a ser pacientes.

Si los niños viven con elogios, aprenden a apreciar a los demás.

Si los niños viven con aceptación, aprenden a amar.

Si los niños viven con aprobación, aprenden a valorarse.

Si los niños viven con reconocimiento, aprenden que es bueno tener una meta.

Si los niños viven con solidaridad, aprenden a ser generosos.

Si los niños viven con honestidad, aprenden qué es la verdad.

Si los niños viven con ecuanimidad, aprenden qué es la justicia.

Si los niños viven con amabilidad y consideración, aprenden a respetar a los demás.

Si los niños viven con seguridad, aprenden a tener fe en sí mismos y en los demás.

Si los niños viven con afecto, aprenden que el mundo es un maravilloso lugar donde vivir.

Y yo le agregaría que si los niños viven con empatía, aprender a ser mejores seres humanos.

FACINGLIFE 💛

……………………………………………………………………..

CHILDREN LEARN WHAT THEY LIVE.

Fhoto by: @fhotoswithsoul

Today I received a letter from a friend in the UK. In that letter he attached a poem that for some reason he knew I would like, that I would like, and he was absolutely right, I liked it a lot. I liked it because without the need for fancy words or being loaded with a vocabulary that is very difficult for many to understand, it expresses such profound truths with subtlety and genius, truths that are not only true because I or someone else says them, but because they constitute a raw and honest reality, real and latent.

A poem to the point. Words that without much detour can make you see things from a frontal perspective and leaving half measures aside.
Here is the poem.

Don’t just read it, also, I ask you to feel each verse.

CHILDREN LEARN WHAT THEY LIVE.

If children live with reproaches, they learn to condemn.

If children live with hostility, they learn to be aggressive.

If children live in fear, they learn to be apprehensive.

If children live with pity, they learn to feel sorry for themselves.

If children live with ridicule, they learn to be shy.

If children live with jealousy, they learn to feel envy.

If children live with shame, they learn to feel guilty.

If children live with courage, they learn to trust themselves.

If children live with tolerance, they learn to be patient.

If children live with praise, they learn to appreciate others.

If children live with acceptance, they learn to love.

If children live with approval, they learn to value themselves.

If children live with recognition, they learn that it is good to have a goal.

If children live with solidarity, they learn to be generous.

If children live honestly, they learn what the truth is.

If children live with equanimity, they learn what justice is.

If children live with kindness and consideration, they learn to respect others.

If children live with security, they learn to have faith in themselves and in others.

If children live with affection, they learn that the world is a wonderful place to live.

And I would add that if children live with empathy, they learn to be better human beings.

FACINGLIFE 💛