Mi papá – Mi amor bonito -.

Estas palabras están escritas con el alma, con una emoción inmensurable que guía mis manos para expresar el amor gigantesco que existe entre una persona bendecida con el don de la simpatía especial y yo. Iniciaré describiendo a ese ser maravilloso: él es una persona fuerte y a la vez sensible, un hombre que no oculta sus lágrimas, que no cree en eso de que los hombres no lloran, tiene un corazón del tamaño del mundo y una personalidad que atrae a las personas, yo le digo que conoce a todas las personas de Constanza porque no hay día en el que salgamos y no vea a una persona nueva saludándole con cariño.

Él ama, más con hechos que con palabras, él se entrega en cuerpo y alma, el es feliz si yo soy feliz y está triste si yo lo estoy. Tiene unos ojos hermosos que me miran con tanto amor que llega directo a mi alma, sin tener que pronunciar una palabra.

Es apuesto y tan divertido, siempre sale con un chiste nuevo que me hace doblarme de la risa, es picaron, pero respetuoso. Su deporte favorito es el béisbol, cocina increíble y da los abrazos para sinceros y gratificantes del mundo, abrazos que me sostienen cuando creo que voy a derrumbarme, abrazos que vuelven a unir las piezas que se van desprendiendo de mi alma, abrazos que por mucho tiempo han sido el consuelo para mis penas, sin él siquiera sopecharlo, porque él me ama en las buenas, pero me ama aún más en las malas. Esa persona tan maravillosa es mi papá.

Dicen que las niñas son las consentidas de sus padres y eso es totalmente cierto, pero tambien es cierto que los padres son los consentido de las niñas. El amor de padre es junto al amor de madre un arma que puede vencer cualquier cosa, un regalo que debemos atesorar con toda el alma, porque es puro y sincero, desprendimiento e infinito.

Mí papá, mi amor bonito. Es quien siempre ha estado ahí en los momentos difíciles e importantes… Reuniones escolares, enfermedades, dolores, miedos nocturnos… Posee un corazón tan grande que todas las personas que lo conocen lo quieren como familia, porque él es familia, es amigo de los amigos, es una persona que me ha enseñado tanto, alguien que no guarda rencor en su corazón, alguien que ha pasado por mucho, pero siempre ha estado en pie de lucha para cuidar y llenar de amor a sus niñas.

Su amor hacia mí hermana y hacía mí es desbordante. Siempre nos dicen que tenemos un padre que vale oro, y es cierto, vale oro, vale luchas, abrazos, penas, vale simplemente por ser él.

Escribo esto porque me siento tan afortunada de que él sea mí papá, mi papio. Me siento afortunada porque ya no los hacen como él, porque me apoya, me quiere, me mima y ama más que a su propia vida, porque cuando yo lloro el llora y cuando rio el ríe, porque nunca me ha dejado sóla y me acompaña de la mano en este camino y esta guerra que estoy librando contra mi misma.

Nunca me cansaré de agradecer a Dios por regalarme ese «tolete» de papá. Si existen más vidas lo elegiría una y mil veces, porque él es el amor de todas y cada una de mis vidas.

Saqué sus ojos, pero lo que más me enorgullece es que también saqué ese corazón bondadoso e incapaz de guardar rencor que lo caracteriza. Si algún día llegas a leer esto quiero decirte gracias y que te amo más de lo que podrías imaginar, mi papio.

Franselis – FACINGLIFE 💛✨

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s