K, mi primer/a fan.💛

Les cuento que hoy he descubierto que tengo un/a fan, alguien a quien le encanta mi contenido y me lo expresó. Le dije que es mi primer fan y me hizo sentir genial que alguien me admite por lo que soy y lo que hago.

La persona es cuestión me hizo el día y más que el día diría que la semana. Es alguien que ya conocía, no en persona, pero si sabía quién era.

Tuvimos un plática muy amena en la cual surgió el tema de mis fotografías y K (así l@ llamaremos) me dijo que quiere que le tome unas fotos y que a cambio me dará algo. A continuación pondré exactamente lo que me dijo:

Te daré una sombrilla para que no te mojes en la lluvia.

Unos tenis para que te sientas cómoda al ir a ayudar a los agricultores.

Un reproductor de música para que lo uses cuando esté tronando, así ya no te asustarán más.

Cuando leí este mensaje mis ojos se llenaron de lágrimas porque me dí cuenta que K estuvo leyendo mis escritos y según lo que expreso en ellos y dejó ver en mi cuenta, encontró los regalos perfectos.

Todo esto es para que vean cómo las palabras de alguien pueden hacerte sentir mejor, sentirte visto y escuchado. Nunca me cansaré de pedirles que sean amables, que sean sensibles, sutiles y prudentes, porque este mundo necesita más personas así.

Hagan cumplidos, digan cosas bonitas a los demás, quizás le alegren que el día a alguien como K me lo alegró a mí. El mundo sería un mejor lugar si en vez de criticarnos resaltaramos lo bueno en los demás, les expresaramos nuestra admiración, lo bonito de su sonrisa, sus ojos en incluso resaltaramos su forma de ser e inteligencia.

Yo intento hacerlo cada que puedo, por ejemplo hoy habia una chica con unos aretes en forma de mariposas, preciosos y se lo dije, debieron ver su cara de alegría y eso también me hizo sentir bien. Vamos a sentirnos bien haciendo sentir bien a los demás.

P.D: Oye K, gracias, eres una linda persona.

P.D2: Quiero mis regalos. HAHHAHHA .

FRANS-FACINGLIFE 💛

¿Realmente l@ amas?

Como lo he expresado antes, amo la naturaleza en todas sus formas y debo confesar que aunque los días soleados son maravillosos y que una de mis cosas favoritas es calentarme abajo los cálidos rayos del sol de la mañana, los días lluviosos son especiales, el sólo hecho de oír la lluvia callendo sobre el zinc, mientras estás acurrucado en tu cama, no tiene precio. No hay mejor canción para relajarse y hechar una «pavita «.

Si bien todo lo que acabo de decir es maravilloso, no lo es tanto el hecho de que la lluvia venga acompañada de dos fenómenos que realmente no son de mi agrado en lo absoluto y los cuales me causan cierto grado de miedo; me estoy refiriendo a los relámpagos y los truenos y aunque el primero sirve como una especie de aviso para el segundo, es el que más detesto. El simple hecho de ver esa luz blanca en el cielo me da pavor porque es la antesala de un ruido estruendoso que por lo menos yo, estaría feliz de que no se produjera.

Sé que sueno algo incoherente en lo que escribo, pero es así, amo la lluvia pero no lo que trae consigo y si nos ponemos a pensar eso pasa con muchísimas cosas en esta vida, como por ejemplo querer tener éxito pero no estar dispuesto a trabajar, esforzarte y hacer lo necesario para ello. Muchas veces lo que nos gusta tiene cosas que nos disgustan, lo que me hace preguntar: ¿Realmente me gusta «eso»?, ¿El no aceptar «eso» del todo significa que en realidad no me gusta?. También está el ejemplo de una persona que «ama» a otra, pero no le gusta como se viste, su manera de expresarse, su risa estruendosa, entonces te preguntas ¿La o lo amas pero no aceptas cosas que son parte de él o ella?, ¿Es eso realmente amar?, ¿El amar conlleva aceptar cosas que no nos gustan en la otra persona? O ¿Debemos intentar cambiar eso que no nos gusta porque no podemos vivir con ello, y aquello que nos gusta al parecer no es suficiente?

Por el momento lo único que puedo decir es que la lluvia puede traer cientos de relámpagos y truenos, pero eso no disminuye mi amor por ella, porque la paz que me genera y ese olor a tierra mojada significan mucho más para mí y no los cambiaría por nada, y aquello que trae consigo y no es de mi entero agrado, no se compara en nada con lo que me gusta de ella. Si lo que te gusta de algo no es suficiente y es superado por aquello que rechazas, pues quizás, realmente no te gusta en lo absoluto. Piénsalo.

FACINGLIFE 💛