Costo-beneficio.

@fhotoswithsoul

Llegar a un punto en el que ganas algo a riesgo de perder otra cosa es una situación que nunca imaginé. Por un lado tienes que hacer algo para controlar un problema y por el otro está el riesgo de que la solución a este problema te cause más problemas , y no hay una segunda opción, no hay plan b, hay que hacer lo que hay que hacer. Dos ejemplos:

-Duras 1 mes con una sonda debido a que tomas un medicamento que se supone debe ayudarte a sentir mejor. El medicamento te causó retención urinaria. Tienes que dejar el medicamento para poder orinar por tí misma, esto, perdiendo los beneficios del medicamento para tú condición base.

-Debes tomar una droga controlada para poder dormir, droga que puede causarte adicción, pero es lo único que te ayuda a poder conciliar el sueño y dormir «decentemente». ¿Qué haces? ¿Lo sigues tomando sacrificando tu sueño o lo dejas para que no exista la probabilidad de volverte adicto?.

Estas son situaciones reales, situaciones que retan nuestro entendimiento, mi entendimiento. Estoy probando las mejores opciones para salir de este hoyo.

En un primer momento parece chocante la idea de visitar un psiquiatra, pero sin el no podrás salir. Luego la opción de tener que tomar medicamentos por un largo tiempo, lo que eleva tú ansiedad mucho más pues crees que los medicamentos podrían matarte o algo así. Inicias el tratamiento porque quieres salir de la oscuridad, pero la vida y el proceso que llevas no es color de rosas, tienes que experimentar efectos secundarios desagradables para que tú cuerpo se acostumbre al tratamiento. El tratamiento se va modificando y llega un punto en que las pastillas ya no te hacen el mismo efecto, tienes que cambiar la medicación. Sientes que retrocedes cada día un poco más y en vez de sentir que avanzas vuelves a encontrarte en un círculo vicioso en el que la ansiedad te lleva a episodios depresivos vas constantes, lo cuál te genera más ansiedad. Todos los días tratas de convencerte que sólo es un mal día, no una mala vida, durante años lo haces y llega un momento en que por primera vez te alegra tener tus pastillas para poder dormir y dormir, profundamente y no pensar ni sentir nada.

En esta vida hay que tomar decisiones y sé que estás son situaciones a la que se enfrenta mucha gente allí afuera, quienes tienen que romper con los estigmas de la sociedad y salir de su zona de confort, teniendo que tomar decisiones que conllevan un costo y un beneficio. A tí que estás leyendo esto, si estás pasando por una situación similar te pido que confíes, nunca dejes de creer. Sé que la vida tiene cosas muy bonitas guardadas para tí y entiendo completamente lo que sientes. Si no estás viviendo una situación así déjame decirte lo afortunado que eres y quisiera pedirte que seas amable siempre, porque nunca sabes quién está pasando por un momento difícil, quien la está pasando mal y lucha cada día contra sí mismo para mantenerse a flote y no perder la esperanzas.

Sigan su intuición, pero también su corazón. No tenemos una mala vida, todo pasará y cuando lo haga nos sentiremos orgullosos de lo valientes y guerreros que somos. Yo aún confío.

¿ CUÁL ES TU RIESGO- BENEFICIO?

FTF-FACING LIFE 💛

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s